Qué regulador de presión elegir

Un regulador de presión, también llamado manorreductor o limitador de presión, es un dispositivo que se instala en sistemas hidráulicos o neumáticos y que sirve para limitar la presión del fluido y proteger los componentes aguas abajo, como mangueras, válvulas, boquillas o depósitos. Una presión demasiado alta puede provocar fugas, desgaste prematuro e incluso la destrucción de los componentes. Los reguladores de presión también son necesarios en determinados procesos que requieren mantener una presión estable.

Los reguladores de presión más comunes en el mercado son los de reguladores de presión de membrana, también llamados de diafragma.

Regulares de presión: ver productos

  • ¿Por qué instalar un regulador de presión?

    El regulador de presión protege los componentes del sistema neumático. Estos componentes se accionan mediante aire comprimido, cuya presión máxima depende del compresor. Todos los componentes del circuito (válvulas, filtros, etc.) tienen todos un límite máximo de presión que no deben sobrepasar. El regulador de presión se utiliza precisamente para controlar la presión en el circuito de aire comprimido con el objetivo de proteger cada componente y, por lo tanto, todo el sistema.

    Además de proteger el propio sistema, el regulador de presión también sirve para:

    • Proteger los productos, especialmente los que están sometidos a la acción de cilindros neumáticos: los cilindros están diseñados para ejercer una determinada fuerza a una determinada presión, conocida como presión teórica. Si se supera esta presión, los cilindros aplicarán fuerzas más elevadas, pudiendo causar errores en todo el proceso de fabricación. El regulador se utiliza, por tanto, para limitar la presión y evitar este tipo de riesgos.
    • Controlar los procesos: algunas aplicaciones requieren una presión estable. Por ejemplo, para pulverizar un producto, es necesario instalar un regulador de presión para asegurar que la presión del aire comprimido es estable.
  • ¿Cómo funciona un regulador de presión de membrana?

    Regulador de presión CAMOZZI

    Regulador de presión CAMOZZI

    Los reguladores de presión más comunes en el mercado son los reguladores de presión de membrana, también llamados reguladores de presión de diafragma.

    El regulador de presión de membrana se compone de un tornillo, un muelle, una válvula y una membrana. Su principio de funcionamiento se basa en el equilibrio entre las fuerzas que actúan en cada lado de la membrana: por un lado, el muelle comprimido por el tornillo y, por otro, la presión aguas abajo del fluido. Las ligeras variaciones de presión aguas abajo son corregidas inmediatamente por el regulador. Cuando la presión aguas abajo disminuye, se rompe el equilibrio entre las dos fuerzas que actúan en la membrana. Cuando la fuerza ejercida por el muelle es mayor que la ejercida por la presión del fluido, la válvula se abre y la presión de salida aumenta, alcanzando de nuevo el equilibrio. A la inversa, cuando la presión aguas abajo aumenta, la fuerza ejercida por el fluido contra la membrana comprime el muelle y cierra la válvula.

    Con este tipo de reguladores, las variaciones de presión aguas arriba no tiene ningún efecto sobre la presión aguas abajo.

  • ¿Cómo elegir un regulador de presión?

    A diferencia del reductor de presión, que únicamente reduce la presión de salida de un fluido, el regulador de presión es capaz de compensarla y estabilizarla. Dependiendo de la presión en el sistema, es posible que tenga instalar un reductor de presión, además de un regulador.

    • Si es necesario, primero escoja un reductor adecuado para la presión de entrada y de salida del fluido. Para disminuir la presión, ajuste la presión del muelle girando el tornillo o la rueda, dependiendo de los modelos. A continuación, instale el regulador y ajuste nuevamente la presión en el sistema.
    • También hay que tener en cuenta el flujo. Los reguladores de presión tienen un flujo específico, que viene indicado por el fabricante en las especificaciones técnicas del producto.
    • El diámetro de la conexión de entrada y de salida es otro elemento importante que tener en cuenta.

    Los reguladores de presión suelen venderse prerregulados, pero todos son regulables. Incluso pueden añadirse opciones al regulador de presión:

    • un manómetro para medir correctamente la presión (los resultados se muestran en bar y/o psi);
    • la opción de facilidad de ajuste.
  • ¿Dónde se utilizan los reguladores de presión?

    Los reguladores de presión están presentes en la mayoría de las máquinas que utilizan un fluido para funcionar. Se utilizan en la industria (en circuitos de aire comprimido, circuitos de agua, circuitos hidráulicos), en los electrodomésticos (lavavajillas, lavadoras), en aparatos de refrigeración (aires acondicionados, frigoríficos), en calderas, así como en cualquier vehículo, para regular la presión de los frenos o del combustible.

    En definitiva, los reguladores de presión se utilizan en una gran variedad de sectores y son esenciales para el correcto funcionamiento de numerosos equipos. Si se averían, como su precio es bastante asequible, pueden recambiarse a bajo coste. Sin embargo, un fallo en su funcionamiento puede causar daños significativos en otros equipos, por lo que es importante revisar los reguladores con frecuencia.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *