Qué disco duro elegir

Los discos duros son dispositivos de hardware de memoria no volátil que almacenan permanentemente datos en un ordenador o servidor. Los discos duros no pierden los datos almacenados una vez apagados.

La tecnología más común consiste en placas magnéticas de rotación rápida. Los discos duros dotados de esta tecnología se conocen como HDD. Si bien, están siendo sustituidos por los discos duros SSD, que son unidades de estado sólido.

Ver discos duros

  • ¿Cómo elegir un disco duro?

    Disco duro de la marca Toshiba

    Criterios a la hora de elegir un disco duro:

    • Disco duro interno o externo
      • Para grandes capacidades de almacenamiento, los discos duros internos serán la mejor opción.
      • Para una mayor libertad de movimiento, se aconsejará el uso de discos duros externos.
    • Formato
      • Los formatos estándar, definidos en función del tamaño de las placas, van desde los más grandes —19 pulgadas, para los discos más antiguos— hasta los más pequeños —1,8 pulgadas—.
    •  Capacidad de almacenamiento
      • La capacidad de almacenamiento dependerá de las exigencias y del presupuesto disponible. La capacidad máxima disponible hoy en el mercado es de 16 TB. Cabe decir que la tecnología evoluciona muy rápido y que año tras año mejora la capacidad de los discos duros.
    • Rendimiento

    El rendimiento se traduce en:

      • Velocidad de rotación de las placas —por lo general, entre 5.400 y 15.000 rpm—. Cuanto más alto sea este coeficiente, mayor será el rendimiento del disco duro.
      • Latencia (retraso rotacional).
      • Tiempo de posicionamiento —tiempo que tarda el cabezal de lectura en ir de una pista a otra—.
      • Tiempo de transferencia de datos desde el disco duro hasta el ordenador.
    • Interfaz
      • La interfaz corresponderá con la arquitectura interna del ordenador.
      • Tiene un impacto significativo en la velocidad de transmisión de datos.
      • Algunas de las interfaces actualmente disponibles en el mercado: SCSI, IDE, Serial ATA, SAS o Fibre-Channel.
    • HDD, SSD o SSHD
      • Los discos duros HDD (Hard Disk Drive) almacenan la información en discos magnéticos rotativos, gestionada por los cabezales de lectura/escritura situados a ambos lados de cada placa.
      • Los discos duros SSD (Solid-State Drive) constan de microchips con memorias flash y no tienen componentes mecánicos.
      • Los discos duros SSHD son discos duros híbridos que combinan los elementos magnéticos de los HDD y un módulo de memoria flash tipo SSD.

    Criterios de elección

    • Disco duro interno/externo.
    • Formato.
    • Capacidad.
    • Rendimiento.
    • Interfaz.
  • ¿Disco duro externo o interno?

    La mayoría de los discos duros son internos, aunque también existen dispositivos autónomos llamados discos duros externos. Permiten ampliar el espacio de almacenamiento disponible. Ambos tipos de discos duros tienen ventajas y desventajas.

    Disco duro interno de la marca Toshiba

    Discos duros internos

    Son los discos más comunes.
    Se encuentran integrados en el ordenador y, por tanto, su uso está supeditado a la utilización de este.
    Existen 2 tipos de discos duros internos: los HDD —que funciona, con discos rotativos— y los SSD —con memorias flash—.

    ¿Cuáles son sus ventajas?

    • Están siempre conectados al ordenador, lo que facilita las operaciones de copia de seguridad y las actualizaciones.
    • Son más rápidos en el procesamiento de datos porque están conectados directamente a  la placa base del ordenador.

    ¿Cuáles son sus desventajas?

    • No son «plug and play»  y, por consiguiente, requieren la intervención de un profesional para integrarlos en un ordenador distinto.

    Discos duros externos de la marca Seagate

    Discos duros externos

    • Son dispositivos autónomos y portátiles que permiten almacenar los datos fuera del ordenador.
    • Disponen de una carcasa de protección y se conectan al ordenador a través de USB o Firewire.
    • Algunos discos externos pueden incluso conectarse mediante wifi.

    ¿Cuáles son sus ventajas?

    • Son muy ligeros y portátiles, algo que facilita su transporte.
    • También son «plug and play»: basta con conectarlos para que funcionen.
    • Son idóneos para la transferencia de datos.
      Pueden pasar de un ordenador a otro sin necesidad de formateo.

    ¿Cuáles son sus desventajas?

    • Su capacidad de almacenamiento suele ser más baja que la de los discos duros internos.
    • Además, son más lentos porque los datos se transmiten por cable.
    • El cable puede deteriorarse si se conecta y desconecta con frecuencia.
    • Al ser portátiles, están más expuestos a los golpes y es más fácil perderlos.
  • ¿Qué interfaz elegir en un disco duro?

    Las interfaces que permiten conectar los discos duros al ordenador son variadas y dependen de la naturaleza de la instalación, privada o profesional.

    Instalaciones privadas y almacenamiento personal

    PATA (Parallel ATA) o IDE (Integrated Drive Electronics).

    • Una de las interfaces de disco duro más antiguas —de la década de 1980—.
    • Se basa en la transmisión en paralelo.
    • La conexión se realiza mediante cables planos de entre 40 y 80 conductores.

    ¿Cuáles son sus ventajas?

    • Los cables PATA permiten conectar dos discos duros a la vez.
    • La tecnología PATA es fiable y económica.

    ¿Cuáles son sus desventajas?

    • La longitud máxima de los cables que conectan los discos duros a la placa base es limitada —46 centímetros, o 18 pulgadas—, algo que restringe la libertad de ubicación del disco duro.
    • Su velocidad (66/100/133 MB/s) es inferior a la de los SATA.

    SATA —o Serial ATA— es la interfaz lanzada en 2003 que sucede al estándar PATA. Se basa en la tecnología de señalización en serie para el almacenamiento de datos.

    ¿Cuáles son sus ventajas?

    • Su velocidad (150/300/600 MB/s) es superior a la de los PATA. Esto significa que los programas y documentos de gran volumen cargan más rápido.
    • Los cables SATA son más largos —hasta 1 metro— y permiten así una mayor flexibilidad respecto del posicionamiento del disco duro.
    • También son más delgados, lo que contribuye a una mejor circulación del aire dentro de la torre del ordenador y a reducir el sobrecalentamiento.
    • Se pueden conectar varios discos duros SATA ya que una placa madre dispone de entre 4 y 6 puertos SATA —en comparación con las 2 conexiones PATA en una placa madre PATA—.

    ¿Cuáles son sus desventajas?

    • Los discos duros SATA a menudo requieren un controlador de dispositivo especial para ser reconocidos por el ordenador.
    • Los cables SATA solo pueden conectar un disco duro a la vez —en comparación con 2 con un cable PATA—.

    Instalaciones profesionales y servidores

    Para un uso profesional, se recomienda decantarse por discos duros con interfaz SCSI (Small Computer System Interface). Ofrecen un mayor rendimiento —velocidad de transmisión, operabilidad, modo multiusuario—, muy útil para el almacenamiento dinámico de la información en los servidores.

    Entre las tecnologías que utilizan comandos SCSI se encuentra la interfaz SAS (Serial Attached SCSI).

    ¿Cuáles son sus ventajas?

    • Los discos duros SAS son más rápidos y fiables que los SATA.
    • Permiten una transferencia de datos de hasta 6 GB/s.
    • Se pueden utilizar las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
    • Su vida útil puede alcanzar 1,6 millones de horas a una temperatura de funcionamiento de 45 °C.

    ¿Cuáles son sus desventajas?

    • Los discos SAS son como mínimo un 10 % más caros que su equivalente SATA.
    • Ofrecen menos capacidad de almacenamiento.
    • Consumen bastante energía.
  • ¿Disco duro HDD o SSD?

    SSD de la marca Delkin Devices

    Los discos duros estándar HDD representan el principal dispositivo de almacenamiento para ordenadores porque es económico y ofrece grandes capacidades de almacenamiento.
    Sin embargo, los discos SSD están sustituyendo a los discos duros tradicionales por sus evidentes ventajas —mayor vida útil y ausencia de piezas móviles—.
    Si bien es cierto, a pesar de sus muchas ventajas, los discos SSD no siempre son la mejor solución. Todo dependerá de las exigencias.

    A continuación se muestra una tabla con las principales características de cada uno.

    Características HDD SSD
    Velocidad de acceso a los datos De 20 a 40 milisegundos 0,1 milisegundo
    Velocidad de transferencia < 200 MB/s > 500 MB/s
    Tamaño
    (factor de forma)
    3,5″ para ordenadores de sobremesa y servidores y 2,5″ para ordenadores portátiles Disponibles en 2,5″, 1,8″ y 1″
    Capacidad Hasta 16 TB a un precio razonable < 3 TB
    Consumo de energía Considerable, debido a la rotación de las diferentes piezas Baja, por lo que aumentará la duración de la batería
    Fiabilidad Presencia de piezas móviles que se desgastan y pueden hacer que el disco duro resulte menos fiable a largo plazo. Las memorias flash garantizan una mayor fiabilidad de los discos
    Calor Considerable, debido al contacto de las piezas móviles, que también puede provocar desgastarlas Bajo
    Ruido Ruido de las placas rotativas y de los cabezales de lectura/escritura Sin ruido
    Magnetismo La presencia de imanes con gran potencia de atracción podrían borrar los datos de los discos duros ya que su tecnología se basa en el magnetismo Sin efecto
    Precio Bajo Alto

    Cabe señalar que ya están disponibles los nuevos discos duros híbridos. Los discos duros SSHD integran los elementos magnéticos de los HDD y un módulo de memoria flash tipo SSD.

  • ¿Cuáles son los discos duros más adecuados para las NAS?

    Uno de las últimas revoluciones en el mundo de los discos duros es, sin duda, el aumento de los servidores de almacenamiento en red NAS (Network Attached Storage). Su cometido principal es responder a la explosión del Big Data y a las crecientes necesidades de almacenamiento y archivo de las empresas implicadas.

    Los servidores NAS permiten almacenar la información en una red local, a la que solo pueden acceder los usuarios autorizados. Es una especie de nube privada.

    Sus ventajas son múltiples:

    • Son más fiables.
    • Permiten que varios usuarios puedan acceder al disco al mismo tiempo y en cualquier momento.
    • Su espacio de almacenamiento puede ampliarse fácilmente —en modo scale-out o cluster—.

    ¿Disco duro HDD NAS o disco duro HDD estándar?

    Los discos duros convencionales pueden funcionar correctamente en servidores NAS; si bien, existen discos duros específicos para estos servidores y ofrecen más ventajas:

    • Consumen menos energía yuna vida útil más larga.
    • Controlan mejor el consumo de electricidad en modo de espera —aunque los dispositivos NAS estén funcionando en continuo, sus discos duros no están siempre activos—.
    • Son un 30 % más fiables que los discos duros convencionales.
    • Ofrecen altas velocidades de transmisión de datos (hasta 7.200 rpm), lo que limita las vibraciones.
    • Su capacidad de almacenamiento es de hasta 16 TB.

    Estos son algunos de los factores limitantes a la hora de elegir los discos duros NAS:

    • Energía: los discos que funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana —por ejemplo, en el caso de la videovigilancia— implica un consumo energético superior. En este caso, los modelos eficientes serán la mejor opción.
    • Calor: los discos deberán poder soportar los aumentos de temperatura, sobre todo en el caso de sistemas compactos con poca ventilación.
    • Ruido: el número de decibelios, tanto en funcionamiento como en espera, será determinante, sobre todo cuando la NAS deba ser silenciosa.
    • Vibraciones: las NAS incluyen varios discos, y las vibraciones de un disco pueden afectar a los otros.
    • Velocidad: cuando los discos duros NAS deban ser silenciosos, vibrar menos y consumir menos energía, los modelos de disco de baja velocidad —< 6.000 rpm— serán la opción perfecta.
Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *