Qué transformador elegir

Un transformador es un dispositivo que sirve para aumentar o disminuir la tensión y la intensidad de corriente de un circuito eléctrico. Así, los valores de la tensión y de la intensidad de la corriente de salida serán diferentes a los de la corriente de entrada, mientras que la frecuencia y forma de onda no cambiarán. La transformación actual tiene una eficiencia cercana a 1.

Transformadores: ver productos

  • ¿Qué tipos de transformadores existen?

    Transformador de Potencia SANERGRID

    Existen cinco tipos de transformadores. Las diferencias entre ellos están sobre todo relacionadas con los tipos de aplicaciones posibles.

    • Transformadores de corriente: también llamados transformadores de intensidad, son transformadores en los que la corriente secundaria es proporcional a la corriente primaria. Pueden utilizarse con todas las corrientes alternas de baja frecuencia.
    • Transformadores de potencia: son transformadores de distribución con una tensión de una de las fases superior a 1000 V. Se utilizan para transportar la electricidad a largas distancias.
    • Transformadores de medida: también llamados transformadores de medición, suministran energía a los aparatos de medida y a los contadores, permitiendo a estos últimos medir la corriente. Transforman la corriente sin desfase.
    • Transformadores de impulsos: también llamado transformadores de pulsos, producen impulsos eléctricos a altas frecuencias. Suelen utilizarse para controlar dispositivos electrónicos, como transistores y tiristores. Pueden proporcionar una corriente significativa.
    • Transformadores de aislamiento: crean un aislamiento galvánico entre la corriente primaria y la corriente secundaria, protegiendo del riesgo de electrocución, por ejemplo. Se utilizan a menudo en los quirófanos.
  • ¿Cuáles son las diferentes tecnologías utilizadas en transformadores?

     Transformador de tensión HARTING

    Transformador de tensión HARTING

    Existen 5 tecnologías principales de transformadores.

    Transformador de tensión

    El transformador de tensión permite alterar los valores de la tensión y de la corriente eléctrica suministrados por una fuente eléctrica de corriente alterna, manteniendo la misma frecuencia. Esta transformación da buenos resultados.

    Transformador trifásico

    El transformador trifásico permite transformar la tensión y la corriente de tres fases al mismo tiempo. Esto evita que tenga que usarse un transformador por fase, es decir, tres transformadores monofásicos en total. En este caso, un único dispositivo combina las tres fases. Este sistema tiene la ventaja de ser menos costoso y menos voluminoso que el uso de un transformador por fase.

    Transformador toroidal

    El transformador toroidal cuenta con un núcleo magnético con forma anular y, precisamente por esto, se distingue fácil del resto de transformadores. Es ligero, fácil de instalar y ocupa menos espacio en el circuito. Genera menos ruido y menos interferencias electromagnéticas en comparación con un transformador convencional. Los núcleos toroidales también tienen la ventaja de necesitar menos energía para mantener el campo magnético, por lo que utilizan menos electricidad. Los transformadores toroidales tienen una buena relación calidad/precio. 

    Transformador rectificador

    Es un transformador de baja potencia que tiene como finalidad rectificar la tensión en aplicaciones cotidianas. Se utiliza principalmente para móviles y ordenadores portátiles.
    El transformador rectificador es bastante caro en comparación con un transformador convencional.

    Autotransformador

    El autotransformador contiene un solo devanado con 3 entradas/salidas para realizar las conexiones eléctricas. Tiene como función subir o bajar la tensión. Esto permite, por ejemplo, que un dispositivo fabricado en Estados Unidos se utilice en un país donde la tensión de la red es más alta. En comparación con los transformadores de dos devanados, los autotransformadores ofrecen varias ventajas: son más ligeros, más compactos y más económicos. También se utilizan para arrancar motores de inducción o en sector ferroviario en Gran Bretaña.

  • ¿Transformador tipo seco o transformador tipo sumergible?

     Transformador de potencia tipo seco de EREA

    Transformador de potencia tipo seco de EREA

    Hay dos tipos principales de construcción de transformadores:

    • Transformadores tipo secos
    • Transformadores tipo sumergibles

    Transformadores tipo secos

    Están formados por devanados revestidos de resina epoxi, que los hace ser bastante resistentes a los choques térmicos. La presencia de la resina epoxi elimina el riesgo de incendio y explosión, además de conferirles resistencia a los agentes externos, como polvo y humedad. Otra de sus ventajas es que no hay riesgo de fuga de fluido dieléctrico, ya que no se utiliza aceite en su construcción. 

    Por tanto, son menos contaminantes que los transformadores tipo sumergibles y requieren poco o ningún mantenimiento.

    Estos transformadores se utilizan en instalaciones en el interior de edificios, principalmente en centros comerciales, hoteles, industrias y edificios de gran altura. En algunos países, es obligatorio la instalación de este tipo de transformadores en todos los edificios de gran altura. 

    Transformadores tipo sumergibles

    Los transformadores sumergibles, también conocidos como transformadores en aceite, se sumergen en un líquido que puede ser aceite mineral procedente del petróleo o, como alternativa más ecológica, aceite vegetal procedente de plantas. Este líquido es el que se utiliza como dieléctrico. 

    Como el aceite del interior es inflamable, estos transformadores requieren la instalación de dispositivos de seguridad como relés de protección del tipo DMCR o DGPT2. También deben estar equipados con protección contra el riesgo de incendio.

    Son adecuados para instalaciones interiores y exteriores, pero con ciertas limitaciones ya que contienen líquido inflamable. Por ejemplo, el uso de transformadores de aceite está prohibido en los edificios altos.

    Tipos de construcciones de los transformadores

    Transformador tipo seco

    Transformador tipo sumergible

  • ¿Cuáles son las principales características técnica de los transformadores?

    La potencia, la tensión primaria y la tensión secundaria son las características técnicas más importantes de los transformadores.

    Potencia

    La potencia del transformador debe ser suficiente para alimentar el circuito eléctrico y los dispositivos a los que se conectará. Hay que tener cuidado de no sobredimensionar el transformador, ya que mucha más potencia de la necesaria genera mayores pérdidas en vacío. Por otro lado, también es importante evitar el subdimensionamiento, que podría reducir el rendimiento del transformador, provocar el sobrecalentamiento de los devanados o incluso acelerar el deterioro del aislamiento y provocar el mal funcionamiento del aparato.

    Por lo tanto, es fundamental calcular correctamente la potencia necesaria del transformador que va a comprar. Para ello, es importante:

    • identificar los ciclos y la duración de carga o sobrecarga a la que el transformador estará sujeto;
    • compensar la energía reactiva, si es necesario;
    • determinar la potencia mínima para un funcionamiento totalmente seguro;
    • tener en cuenta las condiciones de ventilación y de refrigeración del lugar en el que se instalará el transformador.

    Tensión primaria 

    Es la tensión de entrada del transformador, es decir, la tensión de red a la que se puede conectar el transformador.

    Tensión secundaria 

    Es la tensión de alimentación de los equipos del sistema.

    Características técnicas de los transformadores

    Potencia

    Tensión primaria

    Tensión secundaria

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.