Qué etiquetadora elegir

Una etiquetadora es una máquina diseñada para colocar etiquetas en una gran variedad de productos. El proceso de etiquetado constituye una etapa muy importante que incide en la estética y la legibilidad de la información que se desea incorporar al producto.

Ver etiquetadoras

  • ¿Cómo elegir una etiquetadora?

    Etiquetadora semiautomática de la marca Tenco

    Para elegir la etiquetadora que más se adapte a su línea de producción, deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

    • Modo de funcionamiento: etiquetadora automática, semiautomática o manual.
    • Cadencia: número de productos etiquetados por hora o por minuto.
    • Tamaño de las etiquetas.
    • Ubicación prevista para la etiqueta: parte superior, inferior o lateral del producto.

    La forma de la superficie donde se prevé colocar la etiqueta también puede guiarle en su elección: por ejemplo, si la superficie es cilíndrica o cónica, le recomendamos optar por una etiquetadora semiautomática, pues permite pegar las etiquetas sin pliegues.

    Para producciones en pequeñas series, se recomienda elegir una etiquetadora de uso fácil, preferentemente manual.

    Para reducir el tiempo en el que la máquina está parada, asegúrese de que las bobinas que contienen las etiquetas y otros productos reemplazables se cambian fácilmente sin intervención humana y sin necesidad de utilizar otra herramienta específica.

  • ¿Por qué optar por una etiquetadora automática?

    La etiquetadora automática, equipada por lo general con un motor paso a paso, permite colocar de forma rápida y regular las etiquetas adhesivas. Gracias a su alta cadencia de producción, esta máquina es idónea para el etiquetado de productos a gran escala.  Destacan por su su robustez y su facilidad de funcionamiento. Requieren poco mantenimiento y no necesitan ninguna herramienta específica para llevarlo a cabo. El mantenimiento y la limpieza de los rodillos de alimentación de las etiquetas se realiza también de manera sencilla y rápida. Además, se integran en la cadena de producción. Para finalizar, cabe destacar que algunas máquinas automáticas pueden colocar distintos tipos de etiquetas de manera simultánea.

    Ventajas:

    • aplicación rápida y regular
    • alta cadencia de producción
    • flexibilidad en el formato de las etiquetas
    • funcionamiento simple
  • ¿Cuáles son los distintos tipos de etiquetadoras automáticas?

    Etiquetadora automática de la marca CDA

    El mercado ofrece una amplia variedad de etiquetadoras automáticas.
    Por ejemplo, algunas etiquetadoras automáticas cuentan con un pie soporte regulable en altura o ruedecitas que facilitan su integración en cualquier línea de producción. Los modelos equipados con un cabezal con rotación a 90° permiten colocar las etiquetas en la parte lateral o superior del producto a una velocidad de hasta 60 metros por minuto.

    • Las etiquetadoras automáticas lineales permiten aplicar etiquetas en línea recta en las partes superior, inferior o lateral del producto, con una repetibilidad que garantiza una precisión de aproximadamente 0,5 mm y una velocidad de etiquetado de hasta 60 metros por minuto.
    • Las etiquetadoras automáticas para productos cilíndricos permiten aplicar etiquetas sobre productos cilíndricos, cónicos o facetados. Puede incorporar un sistema de aplicación de contraetiquetas y/o de etiquetas llamadas inviolables, o etiquetas VOID. Ofrecen una repetibilidad con una precisión de aproximadamente 0,5 mm y una velocidad de etiquetado de hasta 40 metros por minuto.
    • Las etiquetadoras automáticas de impresión efectúan la impresión y aplicación de etiquetas en línea recta en las partes superior, inferior o lateral del producto mediante el método de barrido por contacto o el método por soplado de aire con pistón. Proporcionan una repetibilidad con una precisión de cerca de 0,5 mm y una velocidad de etiquetado de hasta 40 metros por minuto.
  • ¿Por qué optar por una etiquetadora semiautomática?

    Etiquetadora semiautomática de la marca Labelpack

    Si desea automatizar parcialmente el proceso de etiquetado, las etiquetadoras semiautomáticas son la solución perfecta, ya que combinan el trabajo manual del operario con el trabajo automático de la máquina. Ofrecen precisión, son adaptables y fáciles de usar.

    En una etiquetadora semiautomática, el producto se coloca manualmente en la máquina y, a continuación, la etiqueta se aplica sobre éste por medio de un pedal (operación manual) o un sensor, que detecta el producto (operación automática). Estas máquinas son ideales para aplicar etiquetas autoadhesivas sobre productos cilíndricos y cónicos, como botellas, bidones, frascos o tubos. Las etiquetas se aplican sin formar pliegues, lo que confiere una aspecto cuidado y profesional al producto. Los modelos que disponen de un sensor tienen una velocidad de aplicación similar a la de las etiquetadoras automáticas (hasta 1.200 etiquetas por hora).

    Ventajas:

    • flexibilidad
    • de fácil utilización
    • ideal para productos cilíndricos o cónicos
    • alta cadencia de producción
  • ¿Por qué optar por una etiquetadora manual?

    Etiquetadora manual de la marca SATO Asia Pacific

    Las etiquetadoras manuales, destinadas principalmente a empresas de baja producción y minoristas, son ideales para tareas sencillas como el control de existencias o la aplicación de etiquetas de precio. Estas etiquetadoras ofrecen una serie de ventajas como la facilidad de utilización y la recarga sencilla y rápida de los rodillos de etiquetas. Además, son más ligeras que las etiquetadoras automáticas o semiautomáticas. Debe priorizarse su uso en aplicaciones industriales con bajo volumen de producción.

    Ventajas:

    • ideal para producción de baja cadencia
    • precio asequible
    • de dimensiones reducidas
    • facilidad de utilización y de mantenimiento
  • ¿Qué otros criterios deben tenerse cuenta al elegir una etiquetadora?

    Hay otros criterios que pueden ayudarle a elegir la máquina que más se adapte a sus necesidades:

    • Naturaleza del soporte: superficie rígida, irregular, flexible o frágil.
    • Peso, en el caso de las etiquetadoras manuales: una etiquetadora muy pesada puede generar fatiga y disminuir la precisión y la velocidad del trabajo.
    • Sistema de control de calidad integrado: recomendable si el control de calidad del etiquetado no lo realiza un agente.
    • Tipos de etiqueta
    • La forma de los productos que se van a etiquetar: cónica, cilíndrica, plana, etc.
    • Método de aplicación: de barrido por contacto, por soplado de aire, por soplado de aire con pistón.

    La elección del método de aplicación de la etiqueta  depende en gran medida de la configuración de su línea de producción y de la fragilidad de sus productos. Los fabricantes sabrán orientarle hacia el método de aplicación más conveniente para llevar a cabo su trabajo.

    Método de aplicación de barrido por contacto

    Es el método más común de aplicación de etiquetas autoadhesivas. Cuando el producto pasa el borde dispensador del aplicador, la etiqueta es colocada sobre el producto por un pincel o un rodillo. La etiqueta y el producto deben avanzar al mismo tiempo. Esta sincronización se realiza mediante un codificador que proporciona impulsos eléctricos que se corresponden con la velocidad del aplicador y del producto.

    Método de aplicación por soplado de aire

    El método por soplado de aire utiliza un ventilador eléctrico que genera vacío para mantener la etiqueta en una posición concreta sobre una placa perforada. Cuando el producto pasa por la placa, se libera un chorro de aire comprimido y controlado, que proyecta la etiqueta sobre el producto. La técnica de soplado por aire, comúnmente utilizada para las etiquetas de papel, puede aplicar hasta 1.000 etiquetas por minuto. Este método es ideal para aplicar etiquetas en alimentos y productos frágiles y puede adaptarse a diferentes formas y tamaños de etiquetas.

    Método de aplicación por soplado de aire con pistón

    El funcionamiento de este método es similar al método por soplado de aire: la etiqueta se mantiene en la placa mediante vacío y después se aplica al producto por medio de un chorro de aire comprimido. La diferencia reside en que este método de aplicación utiliza un cilindro neumático para acercar la placa al producto. Este método es idóneo para aplicar etiquetas pequeñas con alta precisión.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.