The online industrial exhibition

Qué calzado de seguridad elegir

El calzado de seguridad permite trabajar con total seguridad sin comprometer la comodidad. Hoy en día, se presta una atención especial a cada entorno de trabajo, y por esta razón las empresas se ven cada vez más en la obligación de cumplir con las normas que exigen el uso de calzado de seguridad.

El objetivo de esta guía es ayudar a elegir el calzado de seguridad que más se adapte a cada necesidad. Se ofrece a continuación una descripción detallada de los criterios de selección de acuerdo con el entorno de trabajo y las funciones dentro de la empresa.

Ver calzado de seguridad

  • ¿Cómo elegir el calzado de seguridad?

    A la hora de elegir el calzado de seguridad, se deben tener en cuenta una serie de criterios, no solo los relacionados con la seguridad personal, como la elección de la clase de protección y los requisitos adicionales, sino también aquellos que tienen que ver con la estética y la comodidad de las personas que los usarán, en los que influyen los materiales utilizados y la forma del calzado. En caso de trabajar en Europa, es imprescindible asegurarse de que el calzado elegido cuente con la certificación CE. También habrá que comprobar que cumplen perfectamente con las normas de seguridad relativas a los riesgos relacionados con cada actividad. Para el calzado de seguridad, la norma EN ISO 20345:2011 define los diferentes criterios en función de las protecciones que hay que tener en cuenta. No se debe confundir entre «calzado de seguridad», «calzado de protección» y «calzado de trabajo». Por lo tanto, a la hora de elegir el calzado, se deben considerar las diferencias relacionadas principalmente con la presencia de un tope de seguridad, a saber:

    • Calzado de seguridad EN ISO 345: topes de seguridad con protección frente a impactos con un nivel de energía de 200 julios.
    • Calzado de protección EN ISO 346: topes de seguridad con protección frente a impactos con un nivel de energía de 100 julios.
    • Calzado de trabajo EN ISO 347: sin topes de seguridad.

    Principales criterios para elegir

    • Material.
    • Tipo de protección.
    • Conformidad con las normas.
    • Comodidad.
  • ¿Por qué usar un calzado de seguridad?

    Los pies representan el 7 % de las partes del cuerpo lesionadas durante los accidentes laborales. El empleador es quien debe proporcionar, mantener en buen estado y sustituir el calzado de seguridad. Los empleados deben usar este tipo de calzado cuando trabajen o se desplacen por zonas de riesgo. Los inspectores de trabajo pueden sancionar al empleador si no proporciona el calzado de seguridad adecuado a los empleados.

    El calzado de seguridad está diseñado principalmente para proteger los pies del usuario; además, el calzado ESD también permite proteger los componentes electrónicos de las descargas electrostáticas.

    Es imprescindible conocer la legislación laboral de cada país puesto que la ley exige a menudo el uso de un calzado de seguridad en entornos con riesgo.

  • ¿Qué calzado de seguridad elegir?

    Ejemplo de calzado de seguridad resistente a la perforación de la empresa Jalas
    Ejemplo de calzado de seguridad resistente a la perforación de la empresa Jalas

    La elección del calzado de seguridad dependerá del nivel de protección que se necesite, siempre atendiendo al confort, la estética y el precio.

    El calzado que cumple con la norma EN ISO 20345:2011 está equipado con topes de seguridad con protección frente a impactos con un nivel de energía de 200 julios. El calzado de seguridad deberá también ser al menos antideslizante sobre superficies lisas y grasas en entornos industriales y las suelas deberán ser resistentes a los hidrocarburos. Puede resultar necesario comprobar si las suelas aparecen clasificadas como resistentes a la perforación, en particular para la intervención en talleres mecánicos; antiestáticas, sobre todo para talleres en los que existe el riesgo de descargas electrostáticas, o ignífugas, para los talleres de soldeo, por ejemplo. El calzado debe presentar también una buena resistencia a la abrasión para evitar el desgaste prematuro.

    Una vez determinados los tipos de protección necesarios, uno de los primeros criterios para elegir el calzado más cómodo posible es determinar si los empleados necesitan un calzado con o sin caña. A continuación, se decidirá si el calzado debe ser de cuero o de tejido, o si debe estar fabricado con materiales poliméricos para garantizar una buena estanqueidad. El material elegido determina a menudo el peso del calzado: cuanto más ligeros sean los materiales, más cómodo será el calzado. Otro elemento esencial que se debe tener en cuenta para la comodidad del calzado es el tipo de material utilizado para el tope de seguridad.

    Por regla general, el calzado de seguridad es holgado porque los fabricantes anticipan el uso de calcetines gruesos, o incluso calcetines de seguridad, para garantizar la comodidad del usuario, por lo que se debe evitar encargar un calzado de un número más pequeño que el habitual.

    Principales tipos de protección que ofrece el calzado de seguridad son

    • Antiperforación.
    • Antiabrasiones.
    • Antideslizamientos.
    • Antiestaticidad.
    • Ignifugidad.
  • ¿Cuáles son las normas aplicables al calzado de seguridad, de protección y de trabajo?

    Ejemplo de calzado de seguridad S3 de la empresa Lotto Works
    Ejemplo de calzado de seguridad S3 de la empresa Lotto Works

    El calzado de seguridad debe cumplir con la norma EN ISO 20345, que exige:

    • Topes de seguridad con protección frente a impactos con un nivel de energía de 200 julios.
    • Suelas antideslizantes sobre superficies lisas y grasas en entornos industriales (norma XPS 73012).
    • Una talonera cerrada.

    La norma EN ISO 20345 se subdivide en diferentes clases, las cuales corresponden a las protecciones específicas indicadas con letras:

    • A: calzado antiestático.
    • FO: suelas resistentes a los hidrocarburos.
    • E: absorción de energía del tacón.
    • P: suelas resistentes a la perforación.
    • WRU: empeine resistente a la penetración del agua.
    • WR: calzado resistente al agua.

    Calzado de seguridad según la norma EN ISO 20347:

    Clasificación de la norma EN ISO 20345 A FO E P WRU WR
    SB
    SBP X
    S1 X X X
    S1P X X X X
    S2 X X X X
    S3 X X X X X
    S4 (S2 + polímeros) X X X X X
    S5 (S3 + polímeros) X X X X X X

    Las protecciones siguientes no están incluidas en la clasificación anterior, aunque también están definidas en la norma EN ISO 20345:

    • HRO: suelas resistentes al calor por contacto.
    • HI: suelas aislantes contra el calor.
    • CI: suelas aislantes contra el frío.
    • C: suelas con une resistencia eléctrica inferior a 100 kW.
    • CR: suelas resistentes a los cortes.
    • ESD: calzado disipador de cargas electrostáticas (norma EN ISO 61340-4-3:2001).
    • SRA: suelas antideslizantes sobre una superficie cerámica.
    • SRB: suelas antideslizantes sobre una superficie metálica.
    • SRC : suelas antideslizantes sobre una superficie cerámica o metálica.

    Cuando la actividad no presente riesgos de caída de objetos pesados, puede ser interesante un calzado de protección o de trabajo que, con un nivel de protección equivalente (exceptuando el aplastamiento del antepié), es más cómodo y menos costoso que el calzado de seguridad.

    Calzado de trabajo según la norma EN ISO 20347:

    Calzado de trabajo (EN ISO 20347) 1 2 3 4 5 Protección correspondiente
    Botas de protección X X
    Talonera cerrada X X X X X
    Suelas resistentes a los hidrocarburos X X X X X FO
    Antiestático X X X X X A
    Absorción de impactos y energía del tacón X X X X X E
    Empeine hidrófugo resistente a la penetración y absorción de agua X X WRU
    Suelas resistentes a la perforación y con resaltes X X P
    Resistencia eléctrica inferior a 100 kW C

     

    El calzado de protección también puede cumplir con la norma EN ISO 20346 si está equipado con topes de seguridad con protección frente a impactos con un nivel de energía de 100 julios. En este caso, se habla de «calzado de protección».

  • ¿Qué tipo de calzado utilizar en el entorno de trabajo?

    Principales usos del calzado de seguridad
    Principales usos del calzado de seguridad

    El calzado de seguridad debe usarse en todos los sectores en los que exista riesgo de lesiones en el pie. Habrá que determinar el tipo de calzado adecuado dependiendo del entorno de trabajo:

    • Para trabajos en interior y exterior, en obras y minas, por ejemplo, es mejor elegir un calzado de tipo S3 o incluso S5 en caso de transitar por zonas inundadas.
    • En la industria agroalimentaria, el trabajo se realiza por lo general en interiores y en un ambiente seco. En este caso, es posible elegir un calzado de seguridad de tipo S1 o S1P si existe riesgo de perforación de las suelas. Dependiendo del tipo de revestimiento de las superficies, es posible que también se necesite una protección antideslizamiento de tipo SRA o SRB, o suelas aislantes contra el frío o el calor.
    • En algunos laboratorios, especialmente en los de la industria química, es necesario proporcionar calzado de seguridad para proteger frente a los riesgos derivados de los productos que en él se utilizan. En este caso, se puede elegir un calzado de tipo S1 o S2 si existe riesgo de rociadura.
    • En talleres, el calzado de tipo S1 o S1P proporciona la protección necesaria, pero ante todo, se necesita adaptar el tipo de protección a los riesgos específicos.
    • Para la industria del automóvil, el calzado tiene que proteger frente a riesgos específicos, como los relacionados con las máquinas de soldar. En este caso, por ejemplo, existe la posibilidad de buscar un calzado de tipo S1 que también lleve la marca HRO.
    • Obras y minas.
    • Industria agroalimentaria.
    • Laboratorio.
    • Industria del automóvil.
  • Precio medio registrado

    Dentro de una categoría de protección, el precio de entrada puede verse multiplicado hasta por 10, dependiendo sobre todo de los materiales seleccionados por el fabricante. En términos generales, puede decirse que el calzado de gama básica proporciona al menos la seguridad requerida por la clase de protección y que cuanto más alto sea el precio, más alta será la atención prestada por el fabricante a la comodidad y la estética del calzado.

    Tipo de calzado Protección adicional Precio mínimo registrado, impuestos incluidos
    EN ISO 20345 S1 30 €
    EN ISO 20345 S1 ESD 60 €
    EN ISO 20345 S1 HRO 80 €
    EN ISO 20345 S1P 30 €
    EN ISO 20345 S1P ESD 50 €
    EN ISO 20345 S1P HRO 70 €
    EN ISO 20345 S1P SRC ESD 70 €
    EN ISO 20345 S2 30 €
    EN ISO 20345 S2 ESD 60 €
    EN ISO 20345 S3 20 €
    EN ISO 20345 S3 HI 25 €
    EN ISO 20345 S3 ESD 50 €
    EN ISO 20345 S4 30 €
    EN ISO 20345 S5 15 €
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guías de compra relacionadas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *