Qué prensa industrial elegir

Las prensas industriales se utilizan en las plantas de fabricación para formar o ensamblar un producto mediante la aplicación de presión. En esta guía de compra se presentan los principales tipos de prensas utilizadas en el sector industrial, su utilización y los criterios que deben tenerse en cuenta al elegir el modelo más adecuado para su operación. Las prensas plegadoras, pensadas para el plegado de chapas, no se abordan en esta guía.

Ver prensas

  • ¿Cómo elegir una prensa?

    Prensa de la marca DIMECO

    El tipo de operación que se va a realizar es seguramente el primer criterio de elección. Las prensas pueden ser utilizadas para las siguientes operaciones:

    También es muy importante conocer las dimensiones finales de las piezas que se van a formar o, en el caso del punzonado y del remachado, conocer las dimensiones de las piezas de trabajo, en particular para poder escoger correctamente las dimensiones de la mesa de trabajo y la abertura máxima de la prensa.

    Otro criterio fundamental para hacer su elección es conocer qué tonelaje, o fuerza de presión, se necesita para el uso previsto. Para calcularlo, se debe tener en cuenta el material de las piezas que se van a prensar, su espesor y las características especiales de la operación (por ejemplo, la profundidad de estampado o el perímetro de corte). El tonelaje de la máquina se indica normalmente en kilonewton (kN) y puede variar, según el modelo, entre los 5 kN (0,51 toneladas) hasta 500.000 kN (50.000 toneladas).

    Se debe tener en cuenta también el tipo de producción que se pretende realizar con la prensa.  En base a este criterio podrá elegir entre prensas que permitan trabajar sobre una sola pieza cada vez, realizar pequeñas series o realizar grandes series. Para un uso ocasional o para la producción de pequeñas series, podrá optar por una prensa manual, mecánica o hidráulica, o bien por una prensa eléctrica, portátil o no. Si se destina a la producción en serie, será necesario determinar si las piezas se someterán a una operación o a una sucesión de operaciones diferentes. En este último caso, podrá recurrir a una prensa transfer, que realiza las diversas operaciones de forma totalmente automática.

    Todos estos criterios le permitirán elegir la tecnología más adecuada para su exigencias y escoger entre prensas hidráulicas, mecánicas o neumáticas.

    Criterios para elegir una prensa:

    • Función
    • Dimensiones de las piezas
    • Tonelaje
    • Capacidad de producción
  • ¿Cuándo elegir una prensa mecánica?

    Prensa mecánica de la marca EMG

    Existen diferentes tipos de prensas mecánicas. Los modelos más sencillos son las prensas de taller, que a su vez pueden ser de cremallera o de palanca, y son aptas para realizar operaciones rápidas y puntuales, como el punzonado.

    Las prensas mecánicas ofrecen una elevada velocidad de trabajo y permiten, por lo tanto, realizar una producción a gran escala. Sin embargo, solo pueden ajustarse algunos de sus parámetros, lo que las convierte en menos versátiles que las prensas hidráulicas. Las prensas mecánicas exigen generalmente la presencia de un operador que gestione las operaciones durante el proceso. Por ello, es fundamental equipar este tipo de máquinas con dispositivos de seguridad adaptados, como interruptores a pedal, barreras fotoeléctricas, etc.

    Las prensas mecánicas son generalmente máquinas de alta precisión que garantizan la repetibilidad del proceso. Por otra parte, ya que su carrera de prensado es limitada, es muy importante que la abertura máxima se adapte a las dimensiones de las piezas antes y después de la fabricación.

    Características de las prensas mecánicas:

    • Alta velocidad
    • Producción de grandes series
    • Alta precisión
    • Repetibilidad del proceso
    • Poca versatilidad
  • ¿Cuándo elegir una prensa hidráulica?

    Prensa hidráulica de la marca DUNKES

    Las prensas hidráulicas pueden comprimir todo tipo de materiales. Generalmente son de dimensiones más pequeñas que las prensas mecánicas de tonelaje equivalente. Requieren mucho mantenimiento, pero si se lleva a cabo correctamente, las averías son raras y relativamente fáciles de reparar.

    En general, las prensas hidráulicas ofrecen una velocidad de producción inferior a las prensas mecánicas, por lo que son especialmente aptas para pequeñas series y para el embutido profundo, pero pueden servir para otras aplicaciones. Son bastantes versátiles, ya que permiten ajustar la longitud de carrera y la presión, que son variables.

    Son menos ruidosas que las prensas mecánicas de tonelaje equivalente, pero no garantizan las mismas condiciones de repetibilidad.

    Otra de las importantes ventajas de las prensas hidráulicas es que permiten aplicar la fuerza máxima durante todo el proceso de fabricación. Esto significa que, para los procesos que requieren la aplicación de una fuerza considerable desde el inicio de la operación, no será necesario hacerse con una prensa de tonelaje superior.

    La velocidad de funcionamiento de una prensa hidráulica es fácil de regular, lo que permite controlar la presión que se ejerce sobre la pieza. Tenga en cuenta que estos modelos están equipados contra cualquier sobrecarga de presión.

    Características de las prensas hidráulicas:

    • Gran versatilidad
    • Compresión de todo tipo de materiales
    • Producción de pequeñas series
    • Embutido profundo
    • Necesidad de mantenimiento
  • ¿En qué casos utilizar una prensa neumática?

    Prensa neumática de la marca SOMAUT

    Las prensas neumáticas pueden funcionar a gran velocidad, son muy polivalentes y fáciles de utilizar. Están destinadas principalmente para operaciones que requieren poco tonelaje, para la producción de pequeñas series. Son muy utilizadas, por ejemplo, en laboratorios y talleres.

    Las prensas neumáticas son especialmente adecuadas para las operaciones de marcado, engastado o remachado. Generalmente son más económicas que las prensas mecánicas o hidráulicas, pero deben estar conectadas a un circuito neumático que suministre suficiente presión y flujo.

  • ¿Cómo dimensionar una prensa?

    Prensa de la marca SCHULER

    Para dimensionar correctamente su prensa es fundamental determinar el tonelaje, las dimensiones de la mesa y la abertura máxima que se necesita para llevar a cabo la operación.

    • El tonelaje o fuerza de presión se calcula en función del tipo de material que se va a manipular y de su espesor, pero también en función de la forma y las dimensiones de la herramienta de prensado.
    • Las dimensiones de la mesa dependerá de las dimensiones máximas de las piezas que se van a manipular.
    • La abertura máxima de la prensa se dimensionará teniendo en cuenta la profundidad de embutido y la altura necesaria para la separación de la pieza una vez ya formada.

    La velocidad de trabajo también es un factor importante que debe tenerse en cuenta, especialmente en la producción en serie.

  • ¿Qué otros criterios deben tenerse cuenta a la hora de elegir una prensa?

    Prensa de tipo C de la marca KNUTH

    Prensa de cuello de cisne de la marca KNUTH

    Uno de los criterios que hay que tener en cuenta al elegir una prensa industrial es su estructura. En base a ésta, las prensas se pueden clasificar principalmente en prensa monobloque o prensa de cuello de cisne (o de tipo C).

    Las prensas monobloques cuentan con una estructura más rígida que resiste mejor a las flexiones laterales, por lo que se utilizan esencialmente para grandes tonelajes. Entre otras, se encuentran las prensas de 2 o 4 columnas que permiten limitar las deformaciones del chasis. Cuanto mayor es el número de columnas, más rígida es su estructura y, por tanto, mayor su precisión.

    Por otra parte, las prensas de cuello de cisne soportan tonelajes inferiores, pero tienen la ventaja de ser menos voluminosas y además se abren tanto frontal como lateralmente, facilitando así la manipulación de las piezas. Sin embargo, suelen requerir un operador que coloque las piezas sobre la prensa y que las quite una vez que la operación se ha concluido.

    Las prensas de palanca son especialmente útiles si las operaciones que se van a realizar solo requieren la máxima presión al final de la operación, por ejemplo, para punzonar o remachar. Estas prensas son fáciles de regular, permiten cambiar rápidamente la herramienta y, de manera simultánea, reducen el esfuerzo que el operador debe ejercer.

    Para finalizar, también es posible elegir entre una prensa de doble efecto para el embutido profundo o una prensa de un solo efecto. Si se pretende realizar trabajos de formado, podrá optar según sus necesidades por una prensa en caliente, que estará equipada con placas calefactoras, o una prensa fría.

Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...
Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.