The online industrial exhibition

Qué transpaleta elegir

Las transpaletas son equipos de manipulación horizontal diseñados para facilitar el trabajo del operador a la hora de desplazar cargas pesadas, por lo general paletizadas. Limitan el esfuerzo y reducen eficazmente el tiempo de trabajo. Existen varios tipos de transpaletas: manuales, semieléctricas y eléctricas.

 

Ver transpaletas

  • ¿Cómo elegir una transpaleta?

    Para poder elegir la transpaleta más adecuada, se deberán tener en cuenta varios factores, como por ejemplo:

    • El entorno de trabajo: interior o exterior. En el primer caso, es importante tener en cuenta las limitaciones impuestas por las dimensiones, la altura y la accesibilidad de los productos que haya que transportar.
    • El tipo de accionamiento: manual, semieléctrico o eléctrico.
    • La carga máxima.
    • La altura de elevación.
    • La altura de las horquillas en posición baja.

    Además de estos factores, puede haber criterios más específicos para su cada actividad. Por ejemplo, se podrá optar por una transpaleta de acero inoxidable si el trabajo se realiza en un entorno corrosivo o higiénico. También se puede añadir la función de báscula a la transpaleta para pesar palés en los sectores en los que se necesita conocer el peso, como el transporte. Además, habrá que comprobar que los palés manipulados sean palés estándar y conocer sus dimensiones.

    Por lo tanto, se podrá elegir entre diferentes tipos de transpaletas, con las siguientes características:

    • Transpaletas manuales:
      • Carga máxima soportada: de 2.000 a 2.500 kg
      • Capacidad de elevación: 300 mm —hasta 1 m en algunos casos—.
      • La altura de las horquillas en posición baja: 85 mm
    • Transpaletas semieléctricas:
      • Carga máxima soportada: de 1.000 a 1.500 kg
      • Capacidad de elevación: 200 mm
      • La altura de las horquillas en posición baja: 85 mm
    • Transpaletas eléctricas:
      • Carga: de 1.000 a 1.500 kg
      • Capacidad de elevación: 200 mm
      • La altura de las horquillas en posición baja: 85 mm
  • ¿Por qué elegir una transpaleta manual?

    Transpaleta manual de la marca JUNGHEINRICH
    Transpaleta manual de la marca JUNGHEINRICH

    El dispositivo de elevación de la transpaleta se acciona manualmente ejerciendo movimientos ascendentes y descendentes sobre una barra de tracción con empuñadura. La transpaleta se desplaza tirando de la barra de tracción con ayuda de dicha empuñadura. Dispone de un mecanismo que permite rotar el eje de la barra de tracción para poder girar con total seguridad. Las transpaletas manuales solo son aptas para un uso en suelos no resbaladizos y con una pendiente inferior al 10 %.

    La ventaja de las transpaletas manuales es que el operador no necesita ninguna certificación especial. Sin embargo, será necesaria una formación para prevenir los riesgos de accidente debidos a desplomes de la carga en caso de atascarse la barra de tracción o bloquearse las ruedas. La ausencia de motorización hacen que las transpaletas manuales sean relativamente ligeras. Pueden almacenarse fácilmente en los camiones de reparto para su uso en el lugar de destino.

    Existen transpaletas adaptadas a cada uso específico:

    • Transpaletas con horquillas cortas, largas o ajustables, dependiendo de la carga.
    • Transpaletas silenciosas: para descarga nocturna en zonas residenciales.
    • Transpaletas extraplanas —o rebajadas—.
    • Transpaletas con arranque asistido.
    • Transpaletas de elevación rápida: número de bombeos inferior para levantar una carga.

    Las transpaletas de acero se destinan a un uso industrial estándar, mientras que las de acero inoxidable se utilizan en ambientes húmedos o corrosivos, en particular en la industria alimentaria.

    Las ruedas pueden ser de nailon—manejo óptimo sobre superficies duras e idóneas para desplazar cargas pesadas—, de goma —silenciosas y con un mejor agarre sobre superficies mojadas o resbaladizas—, de poliuretano —silenciosas y flexibles—, de Vulkollan —silenciosas, con alta resistencia al desgaste y sin marcas en el suelo—.

    Ventajas:

    • Compra y mantenimiento económicos.
    • Más ligeras que las transpaletas eléctricas, por lo que son más fáciles de transportar.
    • Uso sin certificación.
    • Versatilidad para transportar todo tipo de palés, cajas de cartón, piezas grandes —motores, por ejemplo—, bidones, etc.

    Desventajas:

    • Ergonomía reducida.
    • Peso de la carga limitado.
    • Practicidad inferior a la de los modelos semieléctricos o eléctricos.
  • ¿Por qué elegir una transpaleta semieléctrica?

    Transpaleta híbrida de la marca BT
    Transpaleta híbrida de la marca BT

    Existen dos tipos de transpaletas semieléctricas: los modelos con elevación eléctrica y desplazamiento manual, y los modelos con desplazamiento eléctrico y elevación manual. Se habla igualmente de transpaletas híbridas.

    Ventajas en comparación con los equipos manuales:

    • Menor esfuerzo para el operador.
    • Mayor eficiencia y productividad.
    • Capacidad de recorrido mayor, sobre todo en almacenes grandes.

    Ventaja en comparación con los equipos totalmente eléctricos:

    • Precio más económico.
  • ¿Por qué elegir una transpaleta eléctrica?

    Transpaleta eléctrica de la marca STILL
    Transpaleta eléctrica de la marca STILL

    Las transpaletas eléctricas se desplazan gracias a un motor de tracción eléctrico accionado desde la empuñadura. Una bomba hidráulica accionada por el motor eléctrico es la que garantiza el movimiento de elevación. El equipo queda así totalmente motorizado. Las transpaletas eléctricas facilitan el trabajo al reducir al máximo el esfuerzo físico del operador. Son aptas para un uso intensivo y permiten recorrer distancias más largas que las transpaletas manuales.

    Ventajas:

    • Ergonomía menor riesgo de lesiones para el operador.
    • Amplia selección para diferentes cargas.
    • Aumento de la productividad.

    Desventajas:

    • Precio de compra más elevado.
    • Costes de mantenimiento mayores. Posibles gastos de sustitución de las piezas dañadas.
    • Dificultad para detener la máquina cuando se transportan cargas muy pesadas.
    • Formación de personal más especializada: los operadores deberán formarse y obtener la certificación correspondiente en seguridad en la elevación y el desplazamiento de cargas.
  • ¿Cómo dimensionar una transpaleta?

    Deberá definirse de antemano la capacidad de la transpaleta —en kg—. Cabe señalar que tanto las transpaletas eléctricas como las semieléctricas ofrecen una capacidad de carga máxima inferior a la de las transpaletas manuales.

    También se deberá tener en cuenta la altura de elevación. La altura media es de 200 mm. Cuando sea necesario elevar la carga a mayor altura, se podrá optar por una transpaleta de gran elevación, de hasta 1 m.

    Conocer las dimensiones de la carga también es importante —largo, ancho y alto—, ya que determinarán la longitud de las horquillas. En caso de optar por horquillas largas, habrá que tener en cuenta que la altura de elevación del carro disminuye.

  • ¿Qué tipo de ruedas o rodillos elegir para la transpaleta?

    Transpaleta de la marca Hanselifter
    Transpaleta de la marca Hanselifter

    Las transpaletas disponen de dos tipos de ruedas —o rodillos—: pequeñas debajo de las horquillas y grandes debajo de la empuñadura. Las ruedas pequeñas tienen un diámetro de unos 7,5 cm para poder deslizarse fácilmente debajo del palé. No son giratorias. La rueda mayor es la rueda directriz y tiene un diámetro de entre 18 y 20,5 cm —de 7 a 8 pulgadas—. Gira para poder maniobrar. El buje puede ser de plástico, acero, aluminio, etc. Para suelos nivelados, se puede optar por rodillos sencillos. Más anchos que altos, los rodillos están disponibles con o sin rodamiento. Para suelos irregulares y para atravesar puertas y niveladores de muelle, serán especialmente adecuadas las transpaletas con bogies. El peso de la carga se distribuye entre varios conjuntos de ruedas —los bogies—, lo que reduce su desgaste.

    Se puede elegir entre diferentes materiales para el recubrimiento de los bujes:

    • Caucho: nivel de ruido muy bajo, buena adherencia, riesgo de marcado del suelo. Opción antiestática.
    • Powerthane: nivel de ruido muy bajo, vida útil más larga que el caucho, desgaste reducido, sin marcas en el suelo.
    • Nailon: mayor nivel de ruido, menor compresión, apto para cargas pesadas sobre superficies planas y duras.
    • Poliuretano: nivel de ruido bajo, idóneo para cargas moderadas, riesgo de marcas en el suelo.
    • Hierro/acero: transporte industrial pesado, ruidoso, muy robusto, poco desgaste.
  • ¿Qué tipo de horquillas elegir?

    En general, la longitud de las horquillas de una transpaleta es de 1.150 mm, adaptada a las dimensiones de los palés estándar.

    En caso de manipulación de palés más pequeños, se podrá optar por un modelo de horquillas cortas —entre 600 y 1.000 mm—. La ventaja de estos modelos es que son menos voluminosos y, por lo tanto, más fáciles de almacenar. Por otro lado, para cargas mayores, se pueden encontrar transpaletas de horquillas largas, que van desde los 1.300 mm hasta los 3.000 mm.

  • ¿Qué tipo de conducción?

    Transpaleta eléctrica con plataforma de la marca CROWN
    Transpaleta eléctrica con plataforma de la marca CROWN

    Existen varios tipos de transpaletas dependiendo de la posición del operador:

    • Transpaletas con operador a pie: el operador camina mientras empuja la transpaleta o tira de ella.
    • Transpaletas con plataforma: la transpaleta semieléctrica o eléctrica está equipada con una plataforma utilizada como puesto de conducción. El operador se encuentra de pie.
    • Transpaletas con operador sentado: con asiento integrado, o bien de cara a la horquilla o bien de lado.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guías de compra relacionadas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *