El salón online de la industria

Qué grupo electrógeno elegir

Los grupos electrógenos son dispositivos utilizados para producir electricidad. Consisten principalmente en un generador eléctrico y un motor que se montan juntos. Los grupos electrógenos pueden utilizarse como fuente principal o auxiliar para satisfacer las exigencias energéticas confiable y eficientemente y para cualquier tipo de aplicación.

Ver grupos electrógenos

  • ¿Cómo elegir un grupo electrógeno?

    Para elegir el grupo electrógeno más idóneo, se deberá conocer la potencia total consumida por los equipos conectables y el tipo de alimentación —monofásica o trifásica—. También habrá que determinar si se necesita una unidad móvil o estacionaria. Será igualmente imprescindible definir el tipo de motor: los motores de gasolina serán idóneos si se busca una unidad de dimensiones reducidas que permita ahorrar espacio; los motores diésel, cuando se necesite una unidad de gran potencia; los motores a gas o las turbinas cuando se disponga de esta fuente de energía y se necesite una unidad más económica y menos contaminante.  Por último, la regulación de tensión será un factor importante por considerar. Los reguladores de tensión suavizan la tensión de salida para evitar dañar los equipos electrónicos que se conecten al grupo electrógeno.

    Criterios de elección

    • Potencia total.
    • Tipo de alimentación.
    • Tipo de motor.
    • Movilidad.
  • ¿Qué potencia elegir en un grupo electrógeno?

    Para determinar la potencia de un grupo electrógeno, será necesario conocer no solo la potencia nominal de los equipos que funcionen al mismo tiempo, sino también la potencia de cresta consumida, especialmente durante el arranque. Por ejemplo, un motor eléctrico puede consumir hasta tres veces su potencia nominal durante el arranque. El grupo electrógeno debe ser capaz de proporcionar la potencia de cresta consumida por el conjunto de equipos que deban arrancar al mismo tiempo. Respecto de los equipos resistivos —iluminación, televisión, pequeños electrodomésticos, etc.—, se deberá añadir un coeficiente de seguridad del 30 % para determinar la potencia del grupo electrógeno. Para los equipos inductivos —motores eléctricos—, la potencia nominal deberá multiplicarse por 3 para atender al consumo de cresta.

    En cuanto a los grupos que suministran una alimentación trifásica, la potencia se indica en kilovoltiamperio —kVA—: se habla de potencia aparente. En los que suministran corriente continua o monofásica, la potencia se indica en kW : se habla entonces de potencia activa.

    La diferencia entre los kVA y los kW reside en el desfase fases. Este desfase se llama cos φ —coseno de phi—. Para obtener la potencia activa de un grupo electrógeno cuya potencia aparente y cos φ se conocen, se tendrán que multiplicar estos dos valores, por ejemplo: 1 kVA x 0,8 = 800 W —por regla general, el cos φ de los grupos electrógenos es de 0,8—.

    Por lo general, los fabricantes de grupos electrógenos indican la potencia continua y la potencia máxima que corresponde a una sobrecarga de aproximadamente el 20 % de la potencia continua durante un tiempo limitado.

  • ¿Qué motor elegir para un grupo electrógeno?

    Los grupos electrógenos disponen de un motor térmico. Dependiendo de las exigencias y del tipo de carburante de que se disponga, se podrá elegir entre un motor de gasolina, un motor diésel o a gas: 

    • Los grupos electrógenos equipados con motores de gasolina permiten ahorrar espacio y son silenciosos y versátiles. A menudo, estas unidades proporcionan bajas potencias, de hasta 6 kW, y ofrecen una corriente monofásica.
    • Los grupos electrógenos diésel son más adecuados para un uso prolongado o incluso continuo al aire libre, por ejemplo en obras de construcción. Son más económicos que los grupos electrógenos de gasolina de potencia equivalente. Estos grupos electrógenos pueden ofrecer una corriente monofásica, trifásica o mixta.
    • En caso de disponer de suministro de gas, se podrá optar por los grupos electrógenos a gas, ya que son más económicos, más fáciles de usar, más silenciosos y menos contaminantes que las unidades con motor de gasolina o diésel. Se pueden encontrar para potencias de hasta 12 kW. Estos grupos electrógenos pueden ofrecer corrientes monofásicas o trifásicas.

    Para potencias superiores, se podrá recurrir a los grupos electrógenos de turbina. Estos grupos electrógenos son una opción interesante tanto para el suministro constante de electricidad, con un rendimiento óptimo, como para las subidas de potencia rápidas.

    Tipos de motor

    • Motor diésel.
    • Motor de gasolina.
    • Motor a gas.
    • Turbina de gas.
  • ¿Qué tipos de arranques existen para los grupos electrógenos?

    Los grupos electrógenos de baja potencia, de hasta 3 kW, pueden equiparse con un sistema de arranque manual, el arrancador. No se recomienda este tipo de sistema cuando se necesite utilizar el grupo electrógeno con frecuencia.

    La mayoría de los grupos electrógenos más potentes suele están equipados con un arrancador eléctrico conectado a una batería.

  • ¿Grupo electrógeno monofásico o grupo electrógeno trifásico?

    Para uso doméstico, de hasta 18 kW, se necesitará un grupo electrógeno monofásico, excepto en los casos de equipos que consumen mucha energía, como las bombas de calor.

    Para uso profesional, se necesitará probablemente un grupo electrógeno trifásico para alimentar máquinas que requieran más potencia.

    Algunos grupos electrógenos trifásicos vienen equipados con tomas monofásicas. Independientemente del número de tomas, será imprescindible respetar la potencia máxima del grupo electrógeno. Cuando los grupos electrógenos vengan equipados con varias tomas monofásicas, será importante respetar el equilibrio entre las fases distribuyendo los dispositivos entre las tomas en función de la potencia consumida por cada dispositivo.

  • ¿Qué otras características deberán tenerse en cuenta?

    Otras características pueden ser de ayuda a la hora de seleccionar un grupo electrógeno:

    • Regulación de tensión: los grupos electrógenos menos costosos no vienen equipados con un sistema de regulación de tensión de salida. Sin este sistema de control, los equipos conectados al grupo electrógeno podrían sufrir daños, sobre todo cuando sus componentes electrónicos sean sensibles a las sobretensiones. Por lo tanto, se recomienda comprobar que el grupo electrógeno venga dotado de un regulador de tensión —AVR— para evitar perjudicar los equipos.
    • Tecnología «inverter»: permite adaptar la velocidad del motor al consumo de los equipos conectados a él, además de optimizar el uso del grupo electrógeno.
    • Sistema de refrigeración: los grupos electrógenos de baja potencia se refrigeran con aire y no han sido diseñados para funcionar en continuo. El fabricante podrá indicar la autonomía total, pero también la autonomía en continuo y el tiempo de parada necesario para la refrigeración entre dos utilizaciones. Los modelos más grandes pueden equiparse con un sistema de refrigeración por líquido.
    • Movilidad: los grupos electrógenos más pequeños suelen ser modelos portátiles, con un peso aproximado de 20 kilos. Los modelos más grandes son móviles y están equipados con ruedas para poder desplazarlos. Los grupos electrógenos de alta potencia están disponibles en versión transportable: su estructura ha sido pensada para ser transportados con una carretilla elevadora, aunque también están disponibles en versión contenedor. Algunos grupos electrógenos de alta potencia no se han pensado para ser transportados tras su instalación. Se trata de los modelos estacionarios.
    • Nivel sonoro del grupo electrógeno puede ser un factor decisivo para el confort de los operarios o de las personas circundantes. El ruido generado por los grupos electrógenos de alta potencia puede alcanzar fácilmente los 100 decibelios —dBA—. Si el nivel sonoro es un criterio determinante, se podrá optar por un grupo electrógeno insonorizado.
  • ¿Cuánto cuesta un grupo electrógeno?

    El precio de un grupo electrógeno depende de varios parámetros que se indican a continuación, pero también de las opciones y accesorios disponibles.

    Tipo de motor Potencia nominal Salida Rango de precios
    Gasolina Desde 0,7 hasta 2 kW Monofásica De 200 a 1.500 euros
    Gasolina o diésel Desde 3 hasta 10 kW
    —desde 3,75 hasta 12,5 kVA con cos φ = 0,8—
    Monofásica/Trifásica De 300 a 4.000 euros
    Diésel Desde 12 hasta 250 kVA Trifásica De 4.000 a 20.000 euros
    Gas Desde 7 hasta 16 kW Monofásica De 4.000 a 8.000 euros
Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *