El salón online de la industria

Qué carretilla elevadora elegir

Las carretillas elevadoras se utilizan para la manipulación de objetos pesados y el almacenamiento, principalmente en la industria manufacturera. Son carretillas con contrapeso, alimentadas por batería o con motor. Las carretillas disponen de un mástil hidráulico en la parte delantera con varias horquillas. Utilizan tres o cuatro ruedas y una o varias ruedas traseras de dirección.

Elegir la carretilla elevadora más adecuada será crucial para una empresa, ya que la decisión tendrá una relación directa con los costes operativos, la productividad y la gestión de las existencias. Existe una amplia gama de carretillas elevadoras y cada modelo ha sido diseñado para llevar a cabo una operación específica.

Ver carretillas elevadoras

  • ¿Cómo elegir una carretilla elevadora?

    Carretilla elevadora de la marca Still
    Carretilla elevadora de la marca Still

    Los principales criterios que se deben considerar a la hora de elegir una carretilla elevadora son la capacidad de carga, la altura de elevación, el tipo de motor, la composición de los neumáticos y la ergonomía del operador.

    Existen con varios tipos de motor:

    La especificidad de las instalaciones también será un factor determinante:

    • Operaciones en interior o exterior.
    • Restricciones de altura.
    • Accesibilidad de los elementos que haya que transportar.
  • ¿Por qué utilizar una carretilla elevadora eléctrica?

    Carretilla elevadora eléctrica de la marca Jungheinrich
    Carretilla elevadora eléctrica de la marca Jungheinrich

    Las carretillas elevadoras eléctricas se utilizan principalmente en interiores.

    Ventajas 

    • Emisiones: son más respetuosas con el medio ambiente al no emitir humos. Por tanto, se destinan sobre todo a un uso en interiores; sistema de ventilación no necesario.
    • Tamaño: no requieren depósito de combustible, son más compactas y, por consiguiente, más manejables y fáciles de aparcar.
    • Vida útil: no requieren demasiado mantenimiento. Su batería es fácilmente sustituible, por  lo que la vida útil de la carretilla elevadora será más larga.
    • Costes de mantenimiento reducidos.
    • Ruido:  al no haber combustión, son menos ruidosas que los otros tipos de carretillas.

    Desventajas 

    • Su funcionamiento puede verse influenciado por el entorno, por ejemplo, por la humedad o el frío.
    • La inversión inicial es superior a la de los modelos térmicos.
  • ¿Por qué utilizar una carretilla elevadora diésel?

    Carretillas elevadoras diésel de la marca Hyster
    Carretillas elevadoras diésel de la marca Hyster

    Las carretillas elevadoras diésel representan costes de utilización mayores, si bien son más adecuadas para trabajos en exterior.

    Ventajas 

    • Capacidad de carga: disponen de una capacidad de carga mayor que la de las carretillas eléctricas  —120.000 lb en diésel frente a las 12.000 lb en las de motor eléctrico—.
    • Autonomía.

    Desventajas

    • Utilización de combustibles fósiles.
    • Emisiones: no aptas para trabajos en interiores.
    • Precio de compra más alto que el de las carretillas a gas y costes de utilización fluctuantes —precio del gasóleo—.
    • Más voluminosas que las carretillas eléctricas.
  • ¿Por qué usar una carretilla elevadora a gas?

    Carretilla elevadora de la marca Cat Lift Trucks
    Carretilla elevadora de la marca Cat Lift Trucks

    Las carretillas elevadoras a gas utilizan un motor de combustión a gas licuado de petróleo (GLP) o gas natural comprimido (GNC).

    Ventajas

    • Llenado rápido del depósito.
    • Larga vida útil.
    • Pueden utilizarse tanto en interior como en exterior.
    • Bajo impacto ambiental.

    Desventajas

    • El tanque en la parte trasera del carro es voluminoso y podría entorpecer la visibilidad.
    • Mayores costes de mantenimiento que con otros tipos de motores.
  • Tabla comparativa de los tipos de motor

     

    Carga Velocidad Uso Contaminación
    Diésel De 0 a 50 toneladas 25-40 km/h En exteriores
    Gas De 0 a 6 toneladas <25 km/h En interiores y exteriores Moderada
    Eléctrico De 0 a 3 toneladas 25-40 km/h En interiores No

    * Distancia de manipulación

  • ¿Mástil retráctil o carretilla elevadora con contrapeso —reach ou counterbalance forklift—?

    Carretillas con contrapeso

    Son las más utilizadas para cargas extremadamente pesadas. El contrapeso pesado colocado en la parte trasera de la máquina permite equilibrar las cargas de la horquilla frontal. Estas carretillas elevadoras, utilizadas principalmente en interiores y sobre superficies lisas, vienen equipadas con patas de apoyo ajustables. Las carretillas elevadoras con contrapeso son las más utilizadas en los almacenes. También están disponibles en su versión con tres ruedas, muy útiles en espacios reducidos.

    Mástil retráctil

    Las carretillas de mástil retráctil son tan eficientes como las carretillas elevadoras todoterreno. Son polivalentes, rápidas y robustas. Diseñadas para operar en pasillos estrechos, pueden utilizarse para alcanzar mercancías almacenadas en altura, en empresas de logística o en centros de distribución. El mástil estabiliza la carretilla elevadora entre la cabina y el conductor por una parte y la horquilla y el montacargas por otra. Las carretillas elevadoras más comunes son las de mástil vertical.

  • ¿Cómo elegir entre los diferentes tipos de carretillas elevadoras?

    Carretillas recogepedidos: ideales para manipular, elevar y apilar. Su capacidad de carga es de 1 a 2 toneladas. Entre las ventajas de este tipo de carretillas se encuentran la velocidad de desplazamiento y el confort de utilización. Solo son adecuadas para suelos acondicionados y con una pendiente máxima de entre el 5 y el 10 %. Han sido diseñadas para optimizar la recogida de mercancías a ambos lados de los pasillos de un almacén.

    Carretillas eléctricas de tres ruedas con contrapeso: con una o dos ruedas de guía montadas centralmente bajo el contrapeso. La ventaja de los sistemas eléctricos de tres ruedas es que ofrecen un radio de giro más pequeño que el de las carretillas eléctricas tradicionales de cuatro ruedas.

    Carretillas eléctricas de cuatro ruedas con contrapeso: con una rueda de guía en cada ángulo trasero controlada por un cilindro hidráulico de doble efecto. Estas carretillas ofrecen mayor estabilidad en curvas y son idóneas para operaciones delicadas en obras y almacenes. Su capacidad de carga oscila entre los 1.000 y los 3.500 kg. Se recomiendan para aplicaciones de elevación de cargas pesadas, como la instalación de máquinas y herramientas. También pueden utilizarse en tiendas al por menor, en ferreterías y para otros trabajos ligeros.

    Carretillas articuladas: la horquilla gira sobre una articulación y puede inclinarse. Se recomienda su uso en almacenes estrechos y para la carga y descarga de remolques.

    Carretillas elevadoras de carga lateral:  históricamente, el primer modelo especialmente diseñado para la manipulación de cargas longitudinales.

    Carretillas multidireccionales: han destronado a las carretillas elevadoras de carga lateral. El operador puede maniobrar con cargas largas en todas las direcciones y con mayor precisión.

    Carretillas elevadoras todoterreno: diseñadas para un uso intensivo, pueden elevar cargas de entre 1 y 50 toneladas. Son versátiles, robustas y rápidas y se destinan a un uso en entornos naturales.

  • ¿Cómo elegir la capacidad de elevación máxima de una carretilla elevadora?

    Para elegir la capacidad de elevación máxima adaptada a las exigencias, será esencial plantearse las siguientes preguntas:

    • ¿Qué materiales tendrá que desplazar la carretilla elevadora? 
    • ¿Cuál es el peso medio de carga —en kg—? 
    • ¿Cuál será el peso de la carga más pesada que haya que elevar? 
    • ¿Qué dimensiones tendrá la carga —en m—? 

    Sin olvidar que el tipo de carga también es importante. Existen accesorios específicos para mejorar las capacidades de las carretillas elevadoras estándar y contribuir a una movilidad más eficiente de la carga. Las dimensiones de la carga determinarán la longitud de las horquillas y su punto de aplicación. No habrá que olvidar que cuanto más largas sean las horquillas, menor será la altura de elevación.

  • ¿Qué número de ruedas elegir?

    Los vehículos de tres ruedas son más adecuados para el almacenamiento en interiores, por ejemplo, en centros de jardinería o tiendas de bricolaje, así como en almacenes para la clasificación selectiva en estanterías altas. Los vehículos de cuatro ruedas son los más idóneos para mover cargas pesadas en pendientes pronunciadas o para desplazar máquinas de grandes dimensiones. Su aptitud para superficies irregulares significa que pueden ejecutar trabajos de alta intensidad.

    • Ventajas de los vehículos de tres ruedas: su radio de giro, así como un coste inferior.
    • Desventajas: carga máxima de 2.500 kg. A medida que se la carga se aproxima a los 2.500 kg, la carretilla se vuelve inestable y giratoria. Dificultad de uso en terrenos irregulares, con grava, etc.
    • Ventajas de los vehículos de cuatro ruedas: optimizados para superficies rugosas y desiguales. Capacidad de carga de hasta 8.000 kg. Estabilidad.
    • Desventajas: el radio de giro es limitado y las carretillas de cuatro ruedas son más caras que las de tres ruedas.
  • ¿Qué otros criterios deben tenerse cuenta a la hora de elegir una carretilla elevadora?

    Ergonomía de la carretilla para el conductor.

    Para reducir la dificultad del trabajo, lo ideal es elegir una cabina espaciosa para facilitar el cambio de posición del conductor, el acceso y salida y la rotación del eje corporal y de la cabeza para una mejor visibilidad. También se recomienda evitar las vibraciones y, por lo tanto, circular sobre suelos lisos y despejados, reducir la velocidad de 9 a 6 km/h durante las operaciones de carga y descarga y circular con las ruedas en buen estado.

    Neumáticos

    • Neumáticos sólidos blandos: carcasa metálica radial con una capa gruesa de caucho. Uso en interiores y exteriores, larga distancia, comodidad y buen adherencia al suelo.
    • Neumáticos de banda: uso en interiores, diseño para cargas pesadas, buena estabilidad, vida útil tres veces mayor que la de los neumáticos sólidos blandos.
    • Neumáticos non-marking: uso en interiores sin dejar marcas.
    • Neumáticos antipinchazos: uso en superficies poco homogéneas o inestables, sin riesgo de pinchazos.
Guías de compra relacionadas
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *