The online industrial exhibition

Qué cabina de pintura elegir

El objetivo principal de una cabina de pintura es retener residuos peligrosos como el exceso de pulverización o los compuestos orgánicos volátiles —COV— y evitar que los humos, los productos químicos, los gases y los vapores se propaguen por el taller o salgan exterior. Además de proteger el medio ambiente, cumplir con la normativa local y garantizar la seguridad de los empleados y las instalaciones, concentrar el proceso de pintura en una cabina permite da lugar a acabados de mejor calidad y libres de impurezas —polvo, por ejemplo—.

Ver cabinas de pintura

  • ¿Cómo elegir una cabina de pintura?

    Para elegir la cabina de pintura adecuada, será necesario conocer las dimensiones de las piezas o productos que se vayan a pintar y optar por una cabina lo suficientemente grande como para alojarlas y desplazarlas en su interior. También habrá que asegurarse de que haya suficiente espacio adicional y aire en la futura cabina.

    Una vez definido el tamaño, se deberá elegir el tipo de filtración en función del proceso y del procedimiento de aplicación:

    • Para la aplicación de pintura líquida se utiliza, por lo general, una cabina de pintura con filtro seco. Un ventilador de extracción lleva el exceso de pintura hasta un banco de filtros que captura las partículas, ubicado en las paredes de la cabina o en el foso.
    • Para la aplicación de pintura en polvo, se requieren varias capas de filtración que terminan en un filtro de mangas o un colector de polvo, lo que evita tener que extraer el aire del recinto.
  • ¿Cómo es la estructura de una cabina de pintura?

    Cabina de pintura de la marca Nova Verta
    Cabina de pintura de la marca Nova Verta

    Las cabinas de pintura son espacios ventilados y climatizados, de ser necesario, que permiten a los pintores trabajar en condiciones higiénicas y seguras de acuerdo con las normas vigentes. Las cabinas de pintura pueden ser abiertas o cerradas para adaptarse a las dimensiones de las piezas que se someterán al proceso de pintado. Existen cabinas de pintura específicas para vehículos, para la industria, etc.

    Una cabina de pintura se compone de:

    • Una estructura de paneles que canalizan el aire.
    • Un grupo motoventilador para la evacuación del aire cargado con los humos de la pintura en aerosol. Está equipado con filtros especiales.
    • Una chimenea de extracción que evacúa el aire del recinto.
    • Un armario eléctrico específico para controlar la cabina.
  • ¿Cómo elegir el tamaño de una cabina de pintura?

    Para dimensionar una cabina de pintura, se deberá considerar el producto o pieza de mayores dimensiones que haya que pintar para obtener sus medidas a continuación, incluyendo los posibles alerones, palés o carros. Se deberá añadir después un mínimo de 60 cm —2 pies— a la altura y de 1,5 m —5 pies— al largo y al ancho para obtener el tamaño de la cabina.

    Cuando se deban pintar varias piezas a la vez, será necesario dejar unos 90 cm —3 pies— entre cada una de las piezas.

  • ¿De qué tipos de ventilación disponen las cabinas de pintura?

    Cabina de pintura de la marca Belmeko
    Cabina de pintura de la marca Belmeko

    Una buena ventilación es esencial para la salud de los operarios, aunque también influye en el acabado. Las cabinas disponen de un suministro constante de aire fresco filtrado proveniente del exterior y de una salida de aire cargado de partículas. El sistema de ventilación incluye un ventilador de impulsión y uno de extracción.

    Para determinar el flujo de aire más adecuado para la ventilación, será necesario analizar detalladamente las piezas que se vayan a pintar, ya que las formas y el peso son decisivos.

    Esto resulta en flujos de aire que pueden adoptar diferentes movimientos:

    • Flujo de aire vertical: flujo vertical descendente desde el techo hasta las rejillas.
      Ventajas: la limpieza principalmente. El aire se aspira alrededor del objeto y se expulsa por la parte inferior. La sobrepulverización y los elementos contaminantes se arrastran hacia abajo, a una cierta distancia del objeto. El riesgo de exposición se reduce y el operario está más protegido. El acabado suele ser mejores y, una vez secas, las piezas requerirán menos rectificado y pulido.
      Desventajas: se necesitan túneles o fosos para que el sistema pueda funcionar; de lo contrario, deberá sobreelevarse la cabina, lo que genera costes significativos.
    • Flujo de aire diagonal: flujo diagonal desde el filtro de techo hacia una pared de aspiración o una rejilla parcial.
      Ventajas: la circulación del aire es más uniforme alrededor del objeto. La pintura y las impurezas se aspiran para aislar el acabado. Además, las cabinas no requieren foso de hormigón, por lo que se reducen así los costes.
      Desventajas: estas cabinas son las más caras debido a los métodos de construcción utilizados. Por el contrario, las cabinas no necesitan túneles, fosos ni sobreelevación.
    • Flujo de aire horizontal: flujo horizontal desde una caja de inyección de aire hacia una pared de aspiración. Ventajas y desventajas idénticas a las del flujo de aire diagonal.
    • Flujo de aire cruzado: el aire de entrada se aspira a través de las puertas principales de la zona de trabajo y el escape se efectúa a través de las paredes traseras. El aire se envía directamente al área de pintado.
      Ventajas: estas cabinas son económicas puesto al requerir pocos materiales de construcción y también por su facilidad de montaje.
      Desventajas: el flujo de aire sigue una trayectoria lineal respecto del objeto. Asimismo, es más probable que las impurezas se depositen sobre las piezas debido a una mayor distancia hasta la salida. El operario puede representar un obstáculo físico para el flujo de aire, lo que puede provocar una acumulación de pintura en algunas zonas.

    Tipos de ventilación

    • Flujo de aire vertical.
    • Flujo de aire diagonal.
    • Flujo de aire horizontal.
    • Flujo de aire transversal.
  • ¿Qué sistemas de calentamiento se pueden utilizar en las cabinas de pintura?

    El sistema de calentamiento es un criterio importante que no deberá pasar desapercibido antes de proceder a la compra de una cabina de pintura; las cabinas más baratas son a menudo las que generan mayores costes de puesta al día y personalización.

    • Las cabinas de flujo horizontal no pueden disponer de sistema de calentamiento por las puertas.
    • La instalación de un sistema de calentamiento en cabinas de flujo cruzado requerirá modificaciones mayores, y los sistemas de reciclaje de calor en algunas de estas cabinas puede resultar costoso. Es una opción que habrá que considerar antes de tomar una decisión de compra.
    • Las cabinas de flujo vertical son más sencillas a la hora de añadir una fuente de calor. Reciclar el calor de estas cabinas puede resultar más caro y complicado debido a la necesidad de instalar conductos adicionales para evitar las fugas por la parte trasera de la cabina.

    Cuando se opte por una cabina sin calentamiento, será preferible dejar espacio alrededor de la cabina para la posible futura instalación del sistema correspondiente. También habrá que asegurarse de que las instalaciones dispongan de la fuente de alimentación necesaria y que la ciudad pueda expedir una autorización para la instalación de sistemas de calentamiento. El reciclado del calor permitirá ahorrar significativamente en los casos de grandes volúmenes de piezas sometidas a pintado.

  • ¿Qué método de filtración elegir para una cabina de pintura?

    En las cabinas de pintura, será importante filtrar el aire porque su suministro y evacuación son constantes. El filtrado es necesario tanto para obtener buenos resultados de pintado como para proteger el medio ambiente. Asimismo, el mantenimiento frecuente de los filtros de la cabina para evitar pérdidas de rendimiento.

    Existen varios filtros en los sistemas de filtración:

    • Prefiltros: situados delante del ventilador para asegurar la purificación del aire entrante.
    • Filtros de extracción: situados a nivel del suelo de rejilla —flujo vertical o diagonal— o en la pared lateral —flujo diagonal u horizontal—. Estos filtros retienen la caída de pintura y otras impurezas.
    • Filtros de salida: no siempre presentes en las cabinas. Filtran el aire de salida. Dependiendo de la frecuencia de pintado o del producto, se podrá decidir instalarlos o no.

    Cabe destacar que existen filtros especialmente diseñados para cabinas de pintura, esto es, filtros de alto rendimiento para evitar que los trabajadores inhalen o ingieran el polvo.

  • ¿Cuál es el estándar actual para las cabinas de pintura?

    Cabina de pintura de la marca Belmeko
    Cabina de pintura de la marca Belmeko

    La norma francesa NF EN 12215 + A1 prevé las obligaciones relativas a las cabinas de pintura—requisitos de seguridad para cabinas de aplicación mediante pulverización de productos líquidos— respecto a los recubrimientos con pintura, barniz, etc.

    Por razones de seguridad, esta norma impone dentro de la cabina:

    • Ventilación mediante uno o más ventiladores.
    • Un sistema de filtración de aire seco o sistema de lavado de aire.
    • Dispositivos de medición y control.
    • Equipos de extinción de incendios.
    • Un sistema de alarma.
  • La tendencia en cabinas de pintura: las cabinas conectadas

    Las cabinas de pintura existen ahora en su versión conectada, como muchos otros dispositivos hoy. El operario supervisa el trabajo a través de una pantalla táctil. De este modo, el responsable del taller puede hacer un seguimiento del trabajo en tiempo real. Podrá supervisar no sólo la producción, sino también las condiciones de los procedimientos dentro de la cabina: temperatura, humedad, etc.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guías de compra relacionadas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *