The online industrial exhibition

Qué hormigonera elegir

Una hormigonera es una máquina que mezcla de manera homogénea el cemento con los agregados, como la arena o la grava, y el agua para formar el hormigón. Las hormigoneras disponen de un tambor giratorio para mezclar los componentes. Para obras pequeñas, a menudo se utilizan hormigoneras móviles para preparar el hormigón in situ y proporcionar a los trabajadores el tiempo suficiente para usarlo antes de que se endurezca.

Ver hormigoneras

  • ¿Cómo elegir una hormigonera?

    Hormigonera de la marca IMER International
    Hormigonera de la marca IMER International

    Una hormigonera está compuesta por un motor, un tambor rotatorio, un volante —lateral— que acciona la basculación del tambor y un chasis rígido. El tambor está equipado con palas helicoidales fijas que permiten mezclar los materiales para obtener una masa homogénea. El motor puede ser eléctrico, térmico o, más raramente, hidráulico.

    Para elegir la hormigonera más adecuada para cada obra, primero habrá que determinar el volumen de hormigón necesario. Es importante saber que un tambor puede llenarse hasta el 80 % de su capacidad. Atención: el volumen de mezcla al que hacen referencia los fabricantes equivale al 80 % del volumen del tambor. Es importante no confundir estos dos volúmenes.

    Entre los criterios de selección, también será necesario tener en cuenta la frecuencia de uso de la hormigonera.

    • Uso ocasional —para pequeñas obras—. En caso de necesitar una hormigonera para una única obra, un tambor de 60 litros puede ser suficiente. Las hormigoneras eléctricas serán las más idóneas en este caso.
    • Uso frecuente —obras medianas—. En este caso, podría bastar con una hormigonera de 120 litros. Dependiendo del tamaño de la obra, se puede aumentar el volumen a 160 o 190 litros. Para las obras que disponen de suministro eléctrico, será conveniente optar por una hormigonera eléctrica.
    • Uso regular o intensivo —obras grandes, profesionales—. En los casos en los que se necesite hormigón en continuo cada día, será más apropiado decantarse por un tambor más grande, de al menos 250 litros —en función de las exigencias—. Para ello, la mejor solución serán los modelos con motor térmico para evitar cualquier problema de suministro eléctrico.
  • ¿Por qué elegir una hormigonera eléctrica?

    Hormigonera eléctrica de la marca CamelWay
    Hormigonera eléctrica de la marca CamelWay

    Las hormigoneras eléctricas pueden destinarse a un uso ocasional, o incluso frecuente, en obras de tamaño medio. Estas hormigoneras son a menudo monofásicas de 220 V con una potencia de 500 a 1.500 vatios. Para potencias superiores, serán trifásicas de 380 V.

    Las hormigoneras eléctricas presentan muchas ventajas:

    • Bajo coste: baratas , mantenimiento casi innecesario, sin necesidad de consumibles —aceite o gasolina—.
    • Arranque inmediato independientemente de la temperatura exterior.
    • Tamaño compacto, idoneidad para un uso en interiores.
    • Más ligeras y maniobrables que las hormigoneras con motor térmico.

    Sin embargo, también tienen algunas desventajas:

    • Necesidad de una fuente de alimentación en la obra.
    • Uso intensivo no recomendado.
  • ¿Por qué elegir una hormigonera con motor térmico?

    Hormigonera con motor diésel de la marca SIRL SA
    Hormigonera con motor diésel de la marca SIRL SA

    Las hormigoneras con motor térmico son imprescindibles en grandes obras en donde se utilizan casi todos los días. Son más ruidosas, pesadas y aparatosas que las hormigoneras eléctricas; sin embargo, sus ventajas superan a sus desventajas:

    • Autonomía: funcionan con un motor de gasolina o diésel, por lo que no dependen del suministro eléctrico.
    • Idoneidad para obras grandes: los motores térmicos son más potentes y robustos que los motores eléctricos.
    • Mayor vida útil.
    • Facilidad de desplazamiento: al venir equipadas con neumáticos inflables y de carretera, no necesitan ser remolcadas para desplazarse.

    Desventajas

    • Peso.
    • Nivel de ruido.
    • Arranque complicado en ocasiones.
  • ¿Qué alternativas existen al uso de una hormigonera?

    Camión hormigonera de la marca Titan Makina
    Camión hormigonera de la marca Titan Makina

    Existen otras alternativas a la compra o alquiler de una hormigonera. Por ejemplo, encargar hormigón listo para usar.

    Los camiones hormigonera:

    Los camiones hormigonera son camiones destinados al transporte de hormigón fresco. El tanque rotativo que alberga el hormigón se encuentra ligeramente inclinado. La rotación, generalmente transmitida por un grupo motobomba hidráulico, permite mezclar en continuo el material y evitar así la segregación del hormigón durante el transporte. Los camiones hormigonera pueden transportar de 4 a 10 m3 de hormigón.

    Existen en los siguientes tamaños:

    • 4×2 o 4×4 (máx. 19 t), capaces de transportar 4 m 3 de hormigón (aprox. 9,2 t).
    • 6×4 (máx. 26 t), capaces de transportar 5,5 m3 de hormigón (aprox. 13,2 t).
    • 8×4 (máx. 32 t), capaces de transportar 7,5 m3 de hormigón (aprox. 18 t).
    • Semirremolque de 2 ejes (máx. 38 t) capaz de transportar 10 m3 de hormigón (aprox. 24 t).

    Habrá que tener especialmente en cuenta el factor tiempo durante las entregas, ya que la mezcla en continuo no impide el fraguado del hormigón. Por lo tanto, para mantener todas sus cualidades, el hormigón no debe permanecer en el camión durante demasiado tiempo —dos horas como máximo—.

    Los camiones hormigonera con cinta:

    El principio es el mismo que en los camiones hormigonera convencionales, aunque en lugar de verter el hormigón directamente en el punto de salida, integran un dispositivo de manipulación que le permite transportar el hormigón hasta el punto de vertido. Este tipo de camión es particularmente apto para obras de difícil acceso, de varios pisos e incluso bajo tierra. El brazo de colada puede cubrir una distancia de entre 10 y 16 m y una altura de 8 m.

    Camión hormigonera con bomba de hormigón de la marca CIFA
    Camión hormigonera con bomba de hormigón de la marca CIFA

    Los camiones hormigonera con bomba:

    Los camiones hormigonera con bomba también son vehículos de manipulación para el transporte de hormigón hasta zonas alejadas o de difícil acceso. Gracias a su dispositivo de manipulación, puede entregar hormigón a distancias de más de 150 metros con un caudal de 20 a 150 m3 por hora.

    Entre las diferentes técnicas de bombeo, se encuentran:

    • Las bombas de pistón: sistema de pistones, de los cuales uno aspira el hormigón y el otro lo expulsa.
    • La bomba del rotor: el bombeo se produce gracias al estrangulamiento de un tubo flexible mediante una pieza giratoria.

    Habrá que considerar que algunos tipos de hormigón solo admiten el bombeo con una u otra de estas tecnologías.

    Autohormigonera de la marca AUSA
    Autohormigonera de la marca AUSA

    Las autohormigoneras:

    A diferencia de los camiones hormigonera, que transportan el hormigón previamente mezclado en fábrica, con las autohormigoneras el hormigón se mezcla cuando llega al lugar de entrega. De esta manera el hormigón no se seca y el material es de mejor calidad. Las autohormigoneras son más ecológicas y económicas, ya que pueden producir exactamente la cantidad de hormigón necesaria para cada proyecto. Se evita así el desperdicio de hormigón, se ahorran costes y se protege el medio ambiente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guías de compra relacionadas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *