The online industrial exhibition

Qué flejadora elegir

Las flejadoras son dispositivos fijos o portátiles utilizados para acondicionar mercancías rodeándolas con dos flejes o más —de plástico o metal— y garantizar así su seguridad durante el transporte.

Ver flejadoras

  • ¿Cómo elegir una flejadora?

    El flejado es una solución excelente para preservar las mercancías para su transporte o almacenamiento. Se puede utilizar para asegurar casi cualquier cosa, desde productos frágiles hasta cargas voluminosas. Los productos a flejar pueden encartonarse o embalarse. Se utiliza principalmente para flejar palés y agrupar mercancías.

    Existen tres tipos de flejadoras: las automáticas, las semiautomáticas y las manuales. Para líneas de embalaje que necesitan flejar mercancías de gran volumen, se recomienda el uso de flejadoras automatizadas, que pueden ser automáticas o semiautomáticas. Aceleran considerablemente el proceso gracias a la sujeción y sellado automáticos de los flejes.

    Existen diferentes modelos, tanto de arco como de mesa. Para una mayor movilidad, también se pueden utilizar aparatos flejadores portátiles o flejadoras tensadoras manuales o eléctricas.

    Tipos de flejadoras

    • De flejado manual.
    • De flejado semiautomático.
    • De flejado automático.
  • ¿Por qué elegir una flejadora manual?

    Tensor de fleje de la marca Itatools
    Tensor de fleje de la marca Itatools

    Las flejadoras manuales y las aparatos flejadores portátiles son aptos para una amplia variedad de embalajes. Estas flejadoras son móviles, pueden utilizarse en vertical y horizontal y son muy versátiles.

    Las flejadoras manuales, idóneas para pequeñas empresas que requieran ciclos de menos de 50 flejados por hora, pueden utilizarse para asegurar mercancías en estaciones de trabajo fijas o móviles. Además, no requieren una gran inversión. Son una buena opción a la hora de flejar palés a baja velocidad.

  • ¿Por qué elegir una flejadora automática?

    Flejadora automática de la marca PW LENZEN
    Flejadora automática de la marca PW LENZEN

    Las flejadoras automáticas detectan la mercancía en la línea de transporte y activan la operación de flejado. La ventaja de estas máquinas es que no requieren de un operador. Ofrecen un ciclo de 60 flejados por minuto como máximo. Si bien, deberán dimensionarse correctamente. Su coste es elevado y varía en función de las características y tamaño de la máquina.

    Las flejadoras automáticas son fáciles de usar ya que, para flejar la mercancía, bastará con colocarla en la mesa deslizante, bajo el arco, y accionar un pedal o un botón.

  • ¿Flejadora de arco o de mesa?

    Flejadora de mesa de la marca Ferplast
    Flejadora de mesa de la marca Ferplast

    Las máquinas flejadoras de arco pueden ser automáticas o semiautomáticas. Son mucho más rápidas que las máquinas flejadoras de mesa y menos dependientes del operador. Si bien, su precio es más elevado.

    Para elegir una flejadora de arco automática, será imprescindible conocer el tamaño máximo de la mercancía que se someterá al flejado. Esto permitirá determinar el tamaño óptimo del arco. Las dos dimensiones estándar son 850 mm de ancho por 650 mm de alto y 650 mm de ancho por 500 mm de alto. Será igualmente necesario definir el ciclo de flejado para determinar si una flejadora estándar es suficiente o si se necesita utilizar una flejadora con mayor rendimiento, como las flejadoras de alta velocidad.

    Las máquinas flejadoras de mesa son máquinas semiautomáticas que requieren una mayor intervención del operario para posicionar la mercancía, pulsar un botón para iniciar la operación de flejado y retirar la mercancía una vez finalizada. Se trata de máquinas de gama básica para operaciones con volúmenes reducidos. Suelen ser del tamaño de un escritorio pequeño.  El operador toma el extremo libre de un fleje que facilita la máquina, lo pasa alrededor del paquete y lo introduce manualmente en el área de flejado y sellado. La máquina aprieta automáticamente el fleje en función de la tensión predefinida, suelda los extremos y extrae un nuevo fleje con las dimensiones necesarias para el siguiente ciclo. Las máquinas flejadoras de mesa son relativamente económicas, muy versátiles y pueden utilizarse tanto para el flejado primario en operaciones con volúmenes de trabajo reducidos, como para el flejado puntual o fuera de línea.

    La gran ventaja de estas flejadoras es que no importa el tamaño de la mercancía que se necesite flejar. Será suficiente con que la mercancía mida 10 cm de ancho para cubrir completamente la lámina de soldadura. Este tipo de flejadoras, al no disponer de arco, permiten procesar infinidad de volúmenes de flejado. Los ciclos son muy cortos, de unos 2,5 segundos. Las máquinas flejadoras de mesa presentan un inconveniente: el operario debe intervenir para manipular el fleje que sale de la mesa y volverlo a introducir en la máquina para que un un nuevo ciclo de flejado pueda comenzar, lo que hace que estas flejadoras sean más adecuadas en caso de ciclos de trabajo bajos y medios.

  • ¿Qué tipo de fleje utilizar?

    Cinta de flejado de la marca Cyklop
    Cinta de flejado de la marca Cyklop

    Existen varios tipos de flejes, también llamados cintas. Algunos de los criterios a los que se deberá atender antes de elegir son:

    • Aplicaciones y uso previsto.
    • Peso y tipo de carga, estática o dinámica.
    • Condiciones climáticas a las que se expondrá la mercancía flejada.
    • Flejado manual o automático.

    Estos son los flejes más comunes del mercado:

    • Flejes de polipropileno

    Los flejes de de polipropileno (PP) son muy económicos, además de ser la opción más adecuada para el flejado de paquetes o palés relativamente ligeros —350 kg máximo—. Su principal ventaja es que son flexibles y, por tanto, fáciles de manipular. Son también muy resistentes a la oxidación y a las variaciones de temperatura. Pueden utilizarse para acondicionar productos frágiles, para evitar el robo de objetos de valor o para almacenar mercancías a corto plazo. Se pueden colocar manualmente o con ayuda de una flejadora tensadora u otro dispositivo de flejado.

    • Flejes de poliéster extruido

    Los flejes de poliéster (PET) son especialmente idóneos para flejar cargas relativamente pesadas —hasta 550 kg, o incluso 1.000 kg según el modelo— o cargas compresibles como madera, cartón y determinados materiales de construcción. Gracias a su gran resistencia y flexibilidad, protegen eficazmente las mercancías embaladas de las sacudidas durante los transportes por carretera. Además, su utilización es fácil y segura. Son resistentes a la humedad, a los rayos UV y a una temperatura máxima de 80 ºC. No se oxidan ni se deforman. También se pueden utilizar para el almacenamiento a largo plazo de mercancías. Por último, se pueden colocar sobre la carga tanto manualmente como con ayuda de la máquina neumática o de una flejadora tensadora.

    • Flejes metálicos

    Los flejes metálicos se encuentran entre los flejes más resistentes, ideales para cargas pesadas y rígidas con bordes afilados o rugosos, como el hierro o el hormigón, y que no se comprimen. A diferencia de otros flejes, los flejes metálicos no se doblan. Estos flejes ultrarresistentes son adecuados para cargas muy pesadas de hasta 2.000 kg y se pueden sellar de forma segura con o sin unión.

    • Flejes de poliéster tejido

    El poliéster tejido es el material de flejado más resistente. Es ideal para fijar y sellar productos delicados o frágiles. Gracias a su material textil ligero, es fácil de trabajar, no se oxida ni marca las superficies. Se utiliza mejor a mano con tensores. Ofrece una resistencia extrema con cargas de hasta 950 kg y es altamente resistente al desgarro, lo que lo hace ideal para cargas pesadas. Además, es posible dividirlo longitudinalmente y completar el flejado con un nudo tras el sellado para reforzar la protección de la mercancía.

    Tipos de flejes

    • De polipropileno.
    • De poliéster extruido.
    • De poliéster hilado.
    • Metálicos.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guías de compra relacionadas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *