The online industrial exhibition

Qué taladradora elegir

La taladradora es una herramienta utilizada para realizar orificios en metal, madera u otros materiales, o a través de ellos. Las taladradoras utilizan una herramienta de perforación, la broca, que corta el material en su extremo. Esta herramienta de corte se sujeta en la broca mediante un mandril o cono Morse.

Esta guía de compra trata únicamente las taladradoras para obras de construcción y talleres y no incluye información sobre los centros de taladrado.

 

Ver taladradoras

  • ¿Cómo elegir una taladradora?

    Existen tres tipos de taladradoras: las taladradoras de mano —con o sin cable—, las taladradoras de columna y las taladradoras con base magnética. Dependiendo de las condiciones en las que se vaya a taladrar, convendrá más un tipo de taladradora que otro.

    En primer lugar, variarán tanto el diámetro como la profundidad de los orificios en función de los materiales que se necesite taladrar. La mayoría de los fabricantes proporcionan información sobre los diámetros y profundidades máximas para cada material.

    Otra característica que se deberá tener en cuenta es la potencia de la taladradora. Cuanto más potente a la taladradora, más fácil será perforar los materiales más duros como el hormigón.

    La velocidad dependerá de la potencia de la taladradora. Para algunos materiales —como los metales—, si la velocidad es demasiado alta, la broca resultará dañada. Por consiguiente, se recomienda utilizar una taladradora con control electrónico de velocidad para este tipo de material.

    Por último, en el caso de las taladradoras de mano sin cable, es importante prestar atención a la tensión del dispositivo. Cuanto más alta sea la tensión de la batería, más potente será.

    Puntos clave

    • Diámetro y profundidad del orificio.
    • Material.
    • Potencia de la taladradora.
    • Tensión de la batería.
  • ¿Cómo elegir una taladradora de mano?

    Taladradora de mano de la marca Metabowerke
    Taladradora de mano de la marca Metabowerke

    Las taladradoras de mano son los más comunes en el mercado. Son a la vez prácticas, compactas y ligeras y existen en dos versiones: con o sin cable.

    Como su nombre indica, las taladradoras con cable deben conectarse a la red eléctrica. Con una potencia por lo general de entre 500 y 1.300 vatios, estas taladradoras son lo suficientemente potentes para perforar todo tipo de materiales. Además, no habrá que preocuparse por su autonomía, por lo que son una herramienta ideal para un uso prolongado e intensivo. Sin embargo, estas taladradoras son más pesadas que las taladradoras sin cable. Como resultado, son menos manejables y prácticas, y su uso viene  limitado por la longitud del cable.

    Por otra parte, las taladradoras sin cable son más ligeras, más fáciles de manejar —gracias a la ausencia del cable— y más compactas que las taladradoras con cable. Por ello, permiten trabajar de forma más agradable y garantizan una mayor libertad de movimiento. Además, este tipo de taladradoras es menos costoso que las taladradoras con cable. Sin embargo, las taladradoras sin cable tienen una vida operativa limitada que depende de la batería. También son menos potentes que las taladradoras con cable. La potencia de de las taladradoras sin cable depende enteramente de la tensión y la intensidad de su batería.

    Conviene tener en cuenta que las taladradoras de mano pueden dotarse de una función de impacto para perforar materiales particularmente duros. Casi todas las taladradoras con cable están equipadas con esta función. También es posible encontrar taladradoras sin cable que dispongan del modo percusión; si bien, la duración de la batería se verá reducida.

  • ¿Cómo elegir una taladradora de columna?

    Taladradora de columna de la marca Knuth Machine Tools
    Taladradora de columna de la marca Knuth Machine Tools

    Las taladradoras de columna se utilizan principalmente en talleres. Se trata de taladradoras potentes y precisas que permiten realizar orificios limpios en piezas gruesas y duras. Ofrecen una perforación vertical. Las taladradoras de columna más potentes pueden perforar orificios de hasta 30 mm de diámetro.

    Existen dos tipos de taladradoras de columna:

    • Las taladradoras de banco, que se colocan sobre el banco de trabajo. Permiten taladrar pequeñas piezas de madera o metal con precisión.
    • Las taladradoras estacionarias reposan sobre el suelo. Son imponentes, muy potentes y permiten taladrar piezas muy grandes.

    Antes de elegir un modelo de taladradora u otro, habrá que conocer el uso que se le dará. Al igual que con las taladradoras de mano, se deberá prestar atención a la potencia de la taladradora. Asimismo, será importante establecer la distancia ideal entre la mesa y el mandril, lo que determinará el tamaño de las piezas con las que se puede trabajar. Algunos modelos también permiten ajustar la distancia entre la mesa y el mandril para permitir una mayor flexibilidad respecto del tamaño de las piezas que haya que perforar.

    Otro factor por considerar es la facilidad de uso de la taladradora de columna. Para hacer el trabajo más cómodo, se recomienda adquirir una taladradora con palancas largas, que facilitan el descenso del mandril. Algunas taladradoras están equipadas con un volante que hace más fácil, más suave y más preciso la bajada del mandril.

    Las taladradoras de columna vienen equipadas con motores monofásicos o trifásicos. Las taladradoras trifásicas resisten mejor los esfuerzos que las taladradoras de columna monofásicas. El resultado será un sobrecalentamiento menor.

    Por último, habrá que garantizar la seguridad, en particular mediante interruptores de emergencia y mordazas de apriete para bloquear las piezas que se vayan a taladrar. Estos dispositivos son esenciales para prevenir accidentes y pueden adquirirse por separado.

  • ¿Cómo elegir una taladradora con base magnética?

    Taladradora con base magnética de la marca Nitto Kohki
    Taladradora con base magnética de la marca Nitto Kohki

    Las taladradoras con base magnética son un tipo especial de taladradoras de columna, generalmente utilizadas en obras de construcción sobre estructuras metálicas.

    A diferencia de las taladradoras de columna tradicionales, no se fijan al suelo ni a un banco de trabajo.
    La base magnética permite fijar la taladradora sobre cualquier superficie metálica.

    Se aconseja elegir una taladradora con palancas largas o con un volante, que garantizan una mayor precisión y fluidez en la perforación.

  • ¿Cómo elegir un mandril?

    Taladradora y mandriles de la marca FEIN
    Taladradora y mandriles de la marca FEIN

    El mandril es el receptáculo de la broca que se encuentra en el extremo de la taladradora. Es una pieza esencial de la taladradora y un elemento de especial consideración. De hecho, su diámetro determina en parte la capacidad de perforación de la taladradora.

    Existen tres tipos de mandriles:

    • Mandriles convencionales: se accionan mediante una llave. Este tipo de sujeción es el más potente y fiable. Los mandriles convencionales pueden tener un diámetro 10 o 13 mm. Se recuerda que cuanto mayor sea el diámetro, mayor será la capacidad de perforación.
    • Mandriles de autoapriete: se ajustan a mano y permiten cambiar la broca sin dificultad. Facilitan el trabajo gracias a un intercambio fácil y rápido de las herramientas. Este tipo de mandriles se utiliza exclusivamente para taladradoras de mano —con y sin cable—. Su diámetro es de 10 o 13 mm. Sin embargo, su mecanismo de sujeción es menos potente y menos confiable que el de los mandriles convencionales.
    • Mandriles SDS: permiten cambiar la herramienta de taladrado con mucha rapidez y sin necesidad de accesorios. La broca se encaja directamente en el mandril por medio de ranuras en su base. Los mandriles SDS también permiten amortiguar la fuerza de impacto con los materiales más duros.
  • ¿Qué otras características ayudan a elegir una taladradora?

    Taladradora de la marca Milwaukee
    Taladradora de la marca Milwaukee

    Las taladradoras pueden disponer de otras características que mejoran su eficacia o seguridad y facilitan su uso.

    Algunas taladradoras portátiles —con o sin cable— son angulares. Son especialmente adecuadas para alcanzar partes de difícil acceso, como los ángulos de una pieza. Gracias a su mandril excéntrico, las taladradoras angulares permiten perforar, además de atornillar y desatornillar, en lugares donde un taladro convencional no sería de gran utilidad. En las taladradoras angulares de mayor precio, el mandril se puede orientar para que coincida con el ángulo en el que se necesita trabajar.

    Por último, también existe la posibilidad de adquirir un taladro con limitador de par. Si se atasca la broca en el material, el mandril se desacoplará automáticamente de la máquina. Por lo tanto, este dispositivo de seguridad protege la broca en caso de bloqueo y reduce a la vez los golpes de retroceso.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
Guías de compra relacionadas
Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *